Related Posts with Thumbnails

17/10/08

Subsuelo

Un día como hoy pero de 1945 se subleva el subsuelo de la patria. En este pasquín se ha cubierto in extenso el tema el año pasado, en una cronología que revisa los hechos sucedidos el nueve, diez, once, doce, trece, catorce, quince, dieciseis, diecisiete y dieciocho de octubre. En la blogosfera, hoy hablan del tema Walter, Catanpeist y Manolo. Los Autores la completan con este textito de Raúl Scalabrini Ortiz, una de tantas obras maestras inspiradas por el suceso histórico de los trabajadores argentinos, de la que sale la famosa frase que describe tan bien la aparición del sujeto histórico peronista. Medio largo, pero lo recomendamos entero. Y feliz día compañeros, que este es un día peronista en serio.

Es increíble y hasta admirable el poder de persuaden y de ejecución de nuestra oligarquía. En el mes de octubre de 1945, el coronel Perón fue destituido y encarcelado. El país azorado se enteraba de que el asesor de la formación del nuevo gabinete era el doctor Federico Pinedo, personaje a quien no puede calificarse sino con la ignominia de su propio nombre. El Ministerio de Obras Públicas había sido ofrecido al ingeniero Atanasio Iturbe, director de los Ferrocarriles británicos, que optó por esconderse detrás de un personero. El Ministerio de Hacienda sería ocupado por el doctor Alberto Hueyo, gestor del Banco Central y presidente de la Cade, entidad financiera que tiene una capacidad de corrupción de muchos kilovatios.

La oligarquía vitalizada reflorecía en todos los resquicios de la vida argentina. Los judas disfrazados de caballeros asomaban sus fisonomías blanduzcas de hongos de antesala y extendían sus manos pringadas de avaricia y de falsía. Todo parecía perdido y terminado. Los hombres adictos al coronel Perón estaban presos o fugitivos. El pueblo permanecía quieto en una resignación sin brío, muy semejante a una agonía.

Con la resonancia de un anatema sacudía mi memoria el recurso de las frases con que hace muchos años nos estigmatizó al escritor Kasimir Edschmidt. "Nada es durable en este continente, había escrito. Cuando tienen dictaduras, quieren democracias. Cuando tienen democracia, buscan dictaduras. Los pueblos trabajan para imponerse un orden, articularse, organizarse y configurarse, pero, en definitiva, vuelven a combatir. No pueden soportar a nadie sobre ellos. Si hubieran tenido un Cristo o un Napoleón, lo hubieran aniquilado".

Pasaban los días y la inacción aletargada y sin sobresaltos parecía justificar a los escépticos de siempre. El desaliento húmedo y rastrero caía sobre nosotros como un ahogo de pesadilla. Los incrédulos se jactaban de su acierto. Ellos habían dicho que la política de apoyo al humilde estaba destinada al fracaso, porque nuestro pueblo era de suyo cicatero, desagradecido y rutinario. La inconmovible confianza en las fuerzas espirituales del pueblo de mi tierra que me había sostenido en todo el transcurso de mi vida, se disgregaba ante el rudo empellón de la realidad.

Pensaba con honda tristeza en esas cosas en esa tarde del 17 de octubre de 1945. El sol caía a plomo cuando las primeras columnas de obreros comenzaron a llegar. Venían con su traje de fajina, porque acudían directamente de sus fábricas y talleres. No era esa muchedumbre un poco envarada que los domingos invade los parques de diversiones con hábito de burgués barato. Frente a mis ojos desfilaban rostros atezados, brazos membrudos, torsos fornidos, con las greñas al aire y las vestiduras escasas cubiertas de pingües, de restos de breas, grasas y aceites. Llegaban cantando y vociferando, unidos en la impetración de un solo nombre: Perón. Era la muchedumbre más heteróclita que la imaginación puede concebir.

Los rastros de sus orígenes se traslucían en sus fisonomías. El descendiente de meridionales europeos, iba junto al rubio de trazos nórdicos y el trigueño de pelo duro en que la sangre de un indio lejano sobrevivía aún. El río cuando crece bajo el empuje del sudeste disgrega su enorme masa de agua en finos hilos fluidos que van cubriendo los bajidos y cilancos con meandros improvisados sobre la arena en una acción tan minúscula que es ridícula y desdeñable para el no avezado que ignora que es el anticipo de la inundación. Así avanzaba aquella muchedumbre en hilos de entusiasmos que arribaban por la Avenida de Mayo, por Balcarce, por la Diagonal.

Un pujante palpitar sacudía la entraña de la ciudad. Un hálito áspero crecía en densas vaharadas, mientras las multitudes continuaban llegando. Venían de las usinas de Puerto Nuevo, de los talleres de la Chacarita y Villa Crespo, de las manufacturas de San Martín y Vicente López, de las fundiciones y acerías del Riachuelo, de las hilanderías de Barracas. Brotaban de los pantanos de Gerli y Avellaneda o descendían de las Lomas de Zamora. Hermanados en el mismo grito y en la misma fe iban el peón de campo de Cañuelas y el tornero de precisión, el fundidor mecánico de automóviles, la hilandera y el peón. Era el subsuelo de la patria sublevado. Era el cimiento básico de la Nación que asomaba, como asoman las épocas pretéritas de la tierra en la conmoción del terremoto. Era el substrato de nueva idiosincrasia y de nuestras posibilidades colectivas allí presente en su primordialidad sin reatos y sin disimulos. Era el de nadie y el sin nada en una multiplicidad casi infinita de gamas y matices humanos, aglutinados por el mismo estremecimiento y el mismo impulso, sostenidos por una misma verdad que una sola palabra traducía: Perón.

(En Hechos e Ideas, febrero 1946.)

25 comentarios /:

Federico Sartori dijo...

¡Feliz día, Compañeros!

Candelaria dijo...

Feliz día compañero!
;)

victoria dijo...

Feliz día compañeros ! El subsuelo tiene voz y voto.

Bruja dijo...

feliz dia, compañeros. un gusto leerlos, como siempre.

Alérgico Alasoja dijo...

Muy felíz día para todos las compañeras y los compañeros, un abrazo a todos desde Paraná.

Fernando Baez
Alérgico Alasoja

Tomás dijo...

Feliz Navidad.

Porque hoy nacimos.

natanael amenábar dijo...

Esto me temo que se convertirá en una sucesión de líneas sin creatividad, así que para qué destacarse si somos un movimiento incorpóreo.

Feliz día compañeros, leales como pocos, como maría.

Uturuncos dijo...

Feliz día para todos los compañeros y compañeras!!!!
p
V

Anónimo dijo...

Feliz día a los compañeros y compañeras!
Me llené de escalofríos tantas veces, leyendo tantas cosas hoy, que ojalá todos los días fueran así. Sensible a flor de piel, con un grito en el cuello, con una euforia...

Cristina A
PD: hoy no se reclama nada; hoy, la vida es una fiesta peronista

LUCIANO dijo...

Con el afán de ser repetitivo

¡ Salud , compañeros!

MP dijo...

Feliz día compañeros!
Muy bueno el post.
Saludos
MP

ex vicepresidente enrique mosca dijo...

Digo, para que recordar episodios que como el de octubre de 1945 terminaron siendo totalmente inconducentes. Digo, si en las elecciones de febrero del 46 hubiera ganado la coalición oficialista del coronel Perón tal vez esa fecha significara algo. Pero como todos bien sabemos en esos comicios se impuso la Unión Democrática con una leve ventaja sobre el laborismo, pero ventaja al fin. Es más, como todos sabemos el lider del laborismo, el coronel Perón, falleció de peritonitis el 1 de marzo de 1948, el mismo día que el presidente Tamborini anunciaba la nacionalización de los ferrocarriles británicos. A partir de la inesperada muerte de Perón, su partido laborista (que tras la derrota del 46 ya mostraba tensiones internas graves) terminó de descomponerse. Una parte, liderada por Bramuglia y Borlenghi retornó al Partido Socialista como linea interna minoritaria. Otra liderada por el coronel Mercante y Cipriano Reyes mantuvo los restos del laborismo como partido y se presentó en las elecciones de 1952 con esa fórmula. Como todos sabemos esas elecciones las ganó de manera contundente la Union Democrática con la fórmula Arturo Frondizzi-Alicia Moreau de Justo. Como todos sabemos y los analistas repiten, el haber puesto a una mujer socialista en la fórmula acompañando a un joven dirigente radical como Frondizzi (que se había destacado por su gestión como ministro de Trabajo de la administración Tamborini) fue lapidario para los restos del laborismo. Millones de argentinos votaron en esa formula el reconocimiento al gobierno de la Union Democratica que había otorgado el voto femenino y acrecentado las conquistas obreras. En 1958 el laborismo había desaparecido. Nadie ya recordaba al coronel Perón a solo diez años de su muerte y la hegemonía estaba en manos de los dos partidos principales de la Union Democrática: el radicalismo y el socialismo que ante la ausencia de oposición se presentaron por separado: La UCR volvió a imponerse con la fórmula Crisólogo Larralde - Agustín Rodriguez Araya al binomio socialista integrado por el veterano Alfredo Palacios acompañado en la fórmula por un jovencísimo candidato a vice: Guillermo Estevez Boedo. En 1964 volvió a imponerse el radicalismo con una fórmula de centro derecha integrada por el general Juan Carlos Onganía (excelente ministro de guerra de la administracion Larralde) y el ex gobernador de Córdoba, Arturo Illia de vice. En 1970 el radicalismo penduló a la centro izquierda con la triunfante fórmula Florentina Gómez Miranda-Raul Alfonsín, y en las subsiguientes elecciones siguió ganando el radicalismo, lo que llevó a que el escritor Jorge Luis Borges afirmara: "los radicales no son ni buenos ni malos, son incorregibles". En 1995 falleció en un geriátrico de Berisso, el anciano Cipriano Reyes. En sus últimos días, perdida su razón por demencia senil, repetía a los gritos: "yo hice el 17 de octubre". Nadie entendía que carajo quería decir. Algunos historiadores juegan a veces con la idea de que hubiera pasado en este país si en 1946 ganaba las elecciones el coronel Perón. Es un juego sin sentido. Más realista, el historiador Halperín Donghi (antiguo admirador del coronel Perón) sostiene que la jugada maestra de la Union Democrática fue el haber logrado que el presidente norteamericano Truman impidiera que su ex embajador Braden publicara antes de las elecciones un libro donde este sostenía algo que todos sabían: el caracter totalitario de los líderes militares que gobernaban el pais dictatorialmente desde el 4 de junio de 1943. El libro no llegó a ser publicado impidiendo que se hiciera peligrosamente tangible en las urnas el apotegma del escritor radical Raul Scalabrini: "los argentinos odian a los yankis mas que a los dictadores autóctonos".

ex anónimo dijo...

Feliz día compañeros.

JOSÉ MARÍA PALLAORO dijo...

adivinaciones

y será un viento frío
vendrá de todas partes
del sur del norte del este del oeste

los campos reverdecerán en algodón en trigo en girasoles
los pájaros harán nido y pichones y pichones
el sol nos pertenecerá la luz
de los postergados iluminando

el país nuestro

Todos Unidos Triunfaremos dijo...

Hoy es un auténtico Día Peronista! Feliz día y saludos desde Avellaneda, ciudad obrera y peronista por excelencia!

Blog de Perón dijo...

Compañeros:

Ante todo, muy feliz día.

Les quería avisar que los linkee acá pues su resumen de las jornadas previas a esta fecha gloriosa es insuperable, y me pareció lo más conveniente. De todas formas, si tienen algun comentario, sugerencia u objeción, no duden en hacérmelo saber.

Un abrazo peronista.

Jota dijo...

Felíz día, compañeras y compañeros! Otro día soleado, otro día peronista, otro día para celebrar el despertar de un Pueblo.

Viva Perón!
Viva el Pueblo Peronista!

Wof dijo...

Feliz Día Compañeros...!!!

Diego F dijo...

Que lindo decir con todas las letras...COMPAÑER@S!

jmp dijo...

adivinaciones

y será un viento frío
vendrá de todas partes
del sur del norte del este del oeste

los campos reverdecerán en algodón en trigo en girasoles
los pájaros harán nido y pichones y pichones
el sol nos pertenecerá la luz
de los postergados iluminando

el país nuestro

__
escrito un 17 de octubre pero de 1982

Diego F dijo...

Compañeros y compañeras hoy reafirmamos nuestro compromiso por una Patria Libre, Justa y Soberana, sin olvidar nuestras luchas, porque vamos a pelearla siempre...feliz 17!!!

Anónimo dijo...

Yo no soy Peronista, soy Kircherista, pero igual feliz dia para ustedes, queridos peronistas...me caen bien.

El Conde de Dinamarca dijo...

Más vale tarde... FELIZ DÍA COMPAÑEROS!!!

Maravilloso fragmento de Canin... digo, Raúl Scalabrini Ortiz (COMO CORRESPONDE CARAJO!!!).

polycarpo dijo...

feliz dia compañericos!

(con delay, pero vale)

Un sobrino del tío Cámpora dijo...

Che ¿hoy va a ser un día peronista...de 23 horas?

Pongan que el horario de verano es Nac&Pop, y que sacarlo fue una medida gorilona del turco innombrable para favorecer a las distribuidoras privatisadas