Related Posts with Thumbnails

17/7/07

Conducción Política

Un día como hoy pero de 1995 fallece el compañero Juan Manuel Fangio, quíntuple campeón de Formula 1, argentino y peronista. El automovilista más famoso del mundo tiene más historias que Condorito, pero hay una que merece un lugar especial. En 1958 Juan Manuel viaja a la Cuba de Batista para una carrerita, en lo que era una intentona del dictador para mejorar la publicidad del régimen. Un día antes de la carrera es secuestrado por Faustino Pérez, revolucionario del Movimiento 26 de Julio que vino a Cuba en el mismísimo Granma. Fangio medio que no se la cree porque piensa que el secuestro es en realidad la respuesta que le hace su propio manager a una joda (muy pesada) que él le había hecho un rato antes. La cuestión es que después de un tiempo se convence. Pega muy buena onda con Faustino y los muchachos. Inclusive, ante la tragedia que se produce en la carrera a la que Fangio falta, les asegura: "miren, muchachos, quizá ustedes me hicieron un favor". El auto de Fangio fallaba y además se producen dos muertos y 40 heridos en la carrera. Finalmente, los cubanos quieren liberar a Fangio, cumplido el objetivo de desestabilizar a Batista e instalar el tema en la tapa de todos los diarios del mundo. Ahora les preocupa dónde dejarlo, tienen miedo de que el dictador se cargue a Fangio para echarles la culpa. Fangio les pide que lo dejen en la embajada argenta: el embajador -increíble- es primo hermano de quien luego sería el Che Guevara. La popularidad de Fangio se va por las nubes y los cubanos construyen una fuerte relación de amistad con el conductor. Cuando se cumplen 25 años de la revolución, los compañeros le mandan un telegrama agradeciendole. Dice allí que aquel episodio, "más que secuestro y detención patriótica, sirvió, junto con su noble actitud y su justa comprensión, a la causa de nuestro pueblo, que siente por usted viva simpatía, y en nombre del cual lo saludamos al cabo de un cuarto de siglo". En 1981 vuelve a Cuba y es homenajeado por Faustino y por el mismísimo Fidel. Así entendió Fangio ese secuestro, mantuvo la calma y fue fiel a lo que una vez había dicho:
Los hombres cobardes ven la muerte muchas veces, los hombres valientes sólo una"

1 comentarios /:

pulcinella dijo...

Lástima que cuando Fangio fue funcionario de la Mercedes Benz, se hizo el sota con los secuestros que sufrieron varios obreros de esa empresa.