Related Posts with Thumbnails

23/10/08

A leer

Un día como hoy pero hoy nos llegó la ley. Mientras tanto, y para su placer, las palabras de Maurizio en la Nazión:
El general Perón. Macri no dudó en citar a Juan Domingo Perón como un modo de justificar su rechazo a la propuesta gubernamental. "Hay un video del general Perón, que habla en el 73´ de la necesidad de no volver a tocar la plata de los jubilados. El Estado no tiene que hacerse cargo de esas tareas", concluyó Macri y explicó que dichas imágenes pueden ser vistas en "you tube" .
Actualización: hablan unos bogas amigos de este blog.

17 comentarios /:

Riverplatense dijo...

Este nefasto niño Mauricio, no tiene remedio. Aunque si se fijaron el otro día, en la conferencia de prensa luego del anuncio del paro docente; balbuceaba según su constumbre, pero lo raro, que su cuadrito y *vocera* G. Michetti también hizo agua. Esta derecha es iletrada al extremo.

MP dijo...

Un caradura importante, este Mauritzio. ¡Lavate la boquita antes de nombrarlo al Viejo, jetón!
Saludos
MP

ManuK dijo...

Muy groso que encima ahora El Niño Rico le quiere cargar las tintas de sus problemas financieros al tema de las AFJP, operación de Sobrecito Lanata mediante.

Ahora vamos al grano:

PARA VOS, QUE EN TU PUTA VIDA TE INTERESANTE POR EL TREN; POR CÓMO VIAJAN LOS LABURANTES; QUE SIEMPRE DESPRECIASTE LA PLANIFICACIÓN ESTATAL DE LA ECONOMÍA (CUANDO NO, APLAUDISTE LAS PRIVATIZACIONES): LLEGÓ TU OPORTUNIDAD DE SER MÁS PROGRE QUE TUS AMIGOS PERONCHOS Y OPINAR CON AUTORIDAD EN LAS MESAS DE DICUSIÓN. ¡SUMATE AL PROYECTO TREN FELIZ!

http://anarkoperonismo.blogspot.com/2008/10/proyecto-tren-feliz.html

APOYANOS CON TU FIRMA!!!

matilda dijo...

jajjjjjjjjjjjjajj
no paro de reirme
ayyyyyyyy
se puede ser tan tan tan ¿ ... ? pelotudo

dan verguenza mal

Ezequiel Meler dijo...

Lo que no explicó Macri es que ese video está super editado. Perón cuestionaba el vaciamiento efectuado en 1956 por la Libertadora, pero reivindicaba el rol del Estado como garante de cajas amparadas en principios solidarios, sin espíritu de lucro. No hay tipo más alejado de un sistema como el de las AFJP, por su pensamiento y acción como gobernante, que el Gral Perón.
Hay un post en Arte Política sobre el particular.

http://artepolitica.com/una-imagen-que-vale-mas-que-mil-verdades/

Anónimo dijo...

Ahhh!!!!!!!!!!! Mauricio hablando de Perón!!!!!!!!!...me "yierve" la cabeza....

Wof dijo...

Estimados...
Los felicito, no me aflojen...
Son parte del grupo de Blogs que me dan aliento (y argumentos) para poder enfrentar a los cipayos medio-pelo de todos los días...
Un abrazo.
El Negro

elcuervo dijo...

Tengo una sensacion agridulce porque por un lado el mas grande entre los grandes, San Lorenzo de Almagro está realizando una campaña despampanante, apoteótica, contundente, invatible en su camino al campeonato de Fútbol. Pero por otro lado estoy mal al igual que millones de argentinos que ven indefensos como se vuelven a apropiar en el gobierno de sus dineros aportados a la jubilación privada como antes otro gobierno se apropio de sus depositos en los bancos. Aquello fue el recordado Corralito, este es el Korralito. Y pensar que en la Argentina el unico gobierno que considero que la plata de la gente era sagrada e intocable fue el doctor Alfonsin. El doctor Alfonsin debe haber sin dudas leido un libro de Esteban Suei, donde contaba lo sagrado que era para los gobiernos el cuidar que nadie y menos los gobiernos de turno tocaran el ahorro de la gente en la època del imperio vienés. Dice Así Suei:
"En nuestra milenaria monarquia austriaca todo parecia establecido solidamente y destinado a durar, y el mismo Estado aparecia como garantía suprema de esa durabilidad. Nuestro dinero, la corona austriaca, circulaba en forma de resplandecientes monedas de oro y aseguraba asi su inmutabilidad. Todo tenía su norma, su peso y su medida determinados. El que poseía una fortuna, podía calcular exactamente que interés ganaría anualmente. Cada familia tenía su presupuesto fijo, sabía exactamente cuanto necesitaba gastar para la habitación y la comida, para el veraneo y la representación y además apartaba indefectiblemente y con cuidado, un pequeño margen para los imprevistos, una enfermedad y el médico. El que era dueño de una casa la consideraba seguro refugio de sus hijos y nietos; las granjas y los negocios se heredaban de generación en generación; mientras un recién nacido aún dormía en la cuna, ya se depositaba un primer óbolo en la alcancía o en la caja de ahorros para su camino en la vida, una pequeña "reserva" para el porvernir. La vida solo era considerada digna de vivirse si estaba basada en esta seguridad. Hasta los obreros se organizaron, conquistaron un salario estable y una caja de previsión, el servicio domestico ahorraba lo necesario para un seguro de vejez. En ese extenso imperio, todo permanecía firme e inconmovible como su anciano emperador Francisco José. En el imperio vienés todos creian que solo si se podia contemplar el futuro sin preocupaciones, se podía disfrutar del presente con buenos sentimientos".
Hasta aquí Suei, ahora sigo yo y me pregunto que buenos sentimientos podemos tener si nos roban cada cinco o diez años lo que ahorramos para el futuro. Por eso en estos dias agridulces, con la gran campaña del Ciclón alegrando a los que gozamos con equipos de alta calidad y por eso somos cuervos, y a su vez con esta sensacion de violacion colectiva, de lujuria a manos de monstruos que nos penetran sin poder defendernos, no viene mal recordar a un presidente a quien en estos dias se le rendira homenaje en la universidad (pueden asistir al acto invocando de mi parte el nombre del doctor Anibal Reinaldo y le dejarán pasar).
Me refiero a Raul Ricardo Alfonsin que soporto ultrajes pero no permitió que fuera ultrajado el pueblo decente argentino. En ese sentido se mostro como el imperio vienes que impidio que pasaran a Europa los turcos que vendian mujeres desnudas blancas en los mercados de esclavos.
Nosotros sin embargo no aprendemos, recien ahora estamos empezando a valorar a este noble anciano.
Antes preferimos a otros que no dudaron en someternos a sus mas brutales y bajos instintos de perversos monstruos enfermos de poder y lujuria y que nos ultrajaron obligandonos a las peores sevicias anales y orales.

El Conde de Dinamarca dijo...

Lo que dicen ahora de Perón respecto al manejo de la jubliaciones por parte del Estado, es lo mismo que dijeron hace pocos meses respecto del video de Kirchner hablando en contra de las retenciones.

Es una lástima que nadie se dio cuenta que Kirchner dice CLARAMENTE en ese video que está en contra del sistema de retenciones de ese momento que favorecía a los grandes pooles, je.

Anónimo dijo...

Conde, andate a cagar..

Anónimo dijo...

Conde, andate a cagar..

Horacio dijo...

che, dónde hay que firmar para que la justicia y la policía también sean privadas

cuándo es el cacerolazo para reclamara eso?

Anyuletta dijo...

Cuervo: haber si le das un poco mas a la inventiva porque ya leí lo tuyo, exactamente igual, en otro lado.

madurga dijo...

Cuervo: decís que millones de argentinos ven cómo el Estado se apropia de su dinero. Primero, enterate que este año el 90% de los que ingresaron al mercado laboral eligieron el sistema de reparto. Segundo, que eso de "su" dinero es relativo, porque no es una caja de ahorros, ya que esos aportes sólo podrán tomarlos cuando se jubilen (si los bancos no se los limpiaron...). Y tercero: honestamente, ¿vos preferís que te la tenga un banco a que la tenga el Estado? ¿Dónde estuviste en 2001, en Tanzania?.

madurga dijo...

Cuervo: decís que millones de argentinos ven cómo el Estado se apropia de su dinero. Primero, enterate que este año el 90% de los que ingresaron al mercado laboral eligieron el sistema de reparto. Segundo, que eso de "su" dinero es relativo, porque no es una caja de ahorros, ya que esos aportes sólo podrán tomarlos cuando se jubilen (si los bancos no se los limpiaron...). Y tercero: honestamente, ¿vos preferís que te la tenga un banco a que la tenga el Estado? ¿Dónde estuviste en 2001, en Tanzania?.

Anónimo dijo...

Muy bueno el link de los bogas.

Anónimo dijo...

"Ese gran texto llamado Perón"
Cientistas sociales de distintas ramas, escritores y militantes, analizaron en las Jornadas "Perón, una aproximación a su pensamiento", la vigencia de esas ideas, los alcances de una doctrina siempre ambigua y difusa, pero también las huellas indelebles de un discurso interminable que llega hasta nuestros días. Las siguientes son las preguntas a quien es quizás el mayor "archivero" de los "papeles del peronismo", sociólogo e investigador Roberto Baschetti.

Esa sensación de impotencia de poder abarcar o siquiera trazar un conjunto de coordenadas que guíen a través de ese océano de dichos, guiños, frases, contrasentidos, desmesuras, interpretaciones, lecturas, dobles lecturas, discursos, Buenos Aires, Madrid, derecha, izquierda, en fin, esa inmensidad llamada Perón o peronismo; volvió a vivirse esta semana en la Facultad de Humanidades y Artes, en las jornadas: "Perón, una aproximación a su pensamiento". Por allí pasaron filósofos, sociólogos, historiadores, cientistas de todo tipo como Horacio González, Eduardo Jozami, Alejandro Horowics, Daniel Zárate, Roberto Baschetti, Juan Giani y Roberto Retamoso, entre otros. La mayoría coincide en que Perón mismo es un gran texto, porque además de un presidente y un conductor político, escribió y mucho, por lo que también fue un voraz lector.

Además de los libros de y sobre Perón, están los documentos. Los "papeles del peronismo" podría decirse, la historia misma del movimiento que atraviesa la historia de este país. Y en ese ámbito hay un campeón del archivo, de la minuciosa acumulación, de la obsesión por conservar y transmitir. Y ese papel lo encarna -en este tema- como nadie, Roberto Baschetti que estuvo presente en estas jornadas, rosarinas, escuchado entre otros por su amigo, el arquitecto Daniel Zárate, que en la ciudad de Rosario dirige y edita desde hace un lustro una revista mensual de historia y política, de la que Baschetti es un habitual colaborador.
-¿Cuándo nació este inmenso trabajo suyo de ir juntando papel por papel relacionado con Perón, con la resistencia?

-Hay dos puntos. Uno emocional y otro que fue más racional. El primer punto se relaciona con mi niñez, cuando tenía 9 o 10 años y compartía mucho tiempo con mi tío (Manuel Evaristo Reyno) que era un resistente peronista y había sido secretario general de Utedyc, cuando cae Perón en el '55 lo encarcelan en el sur, en Río Gallegos. Con la amnistía de Frondizi en el '58 sale pero sigue en la Resistencia con lo que nuevamente lo buscan con "captura recomendada". Es ahí cuando se aisla y se va a Cañuelas en la provincia de Buenos Aires, donde sigue militando semiclandestino en una casa en la junta infinidad de papeles, documentos, volantes, etc. Y para mí era hermoso ir allí a leer y a hurgar todo eso. Yo vivía en pleno centro de Buenos Aires y mi mamá me dejaba ir a visitar al tío al "campo" y resulta que yo volvía de esas vacaciones más blanco que nunca porque me la pasaba encerrado leyendo. Después lo racional, de alguna manera tuvo que ver con el golpe del '76; ahí yo dije "no voy a tirar nada, no voy a quemar nada. Lo voy a guardar, lo voy a preservar". Y lo distribuí de manera tal, escondiendo por todos lados, de una manera que tuve la suerte de que todo se conservara. No sabía muy bien por qué lo guardaba. Pero sí sabía que no lo quería tirar, que todo eso iba a servir para testimoniar esa larga lucha del pueblo argentino.

-El período de la Resistencia es al que usted más lo atrae. ¿Es porque quizás intuyó que era la etapa más suceptible de 'perderse'?

-Yo creo que sí porque es la historia de nuestro pueblo. Si los libros míos tienen algún valor si se quiere, es que el que habla es el pueblo. Cualquiera que militó en cualquier circunstancia de la vida, sabe lo que cuesta sacar un documento. Ponerse de acuerdo, que si va la coma, que si va el punto, si sacamos esto, si decimos aquello, si lo entrecomillamos o no. Entonces, yo sé que cualquier documento que se haya hecho es un trabajo colectivo inmenso, yo creo que eso es lo que hay que recuperar. Porque si no hubiese sido por esa voluntad férrea, por esa voluntad inmensa del pueblo, Perón se moría en el exilio, como hubiera querido el capitalismo, la oligarquía y el imperialismo. Digamos, se moría física o políticamente en el exilio si no hubiese sido por esa enorme decisión, esa lucha del pueblo que terminó por depositarlo nuevamente en la Argentina y en el poder.

-Estos papeles, documentos y testimonios de todo tipo que usted ha guardado a lo largo de todos estos años; ¿refuerzan esa idea que perdura y que rondan estas Jornadas de Rosario, de que Perón es como un gran texto, una doxa?

-Sí, porque Perón es la historia de los últimos 50 años de Argentina. Y además porque Perón produjo textos, discursos, adelantos muy novedosos para la política. Por ejemplo, yo militaba en los '70 y escuchaba que Perón hablaba de cosas que me parecían extrañas, raras, y que ahora tienen una vigencia total. Porque hablaba de ecología, de mantener limpio el planeta, hablaba de un pacto entre Argentina, Brasil y Chile; antes que nadie mencionara los procesos de integración regionales. Es decir, era un adelantado a su época y después era un gran lector, un gran estratega y creo que eso también se ve en sus libros. Sobre todo en varios de sus trabajos en el exilio, donde en esos textos ya se ve que desde el mismo momento que se va del país derrocado, ya está pensando en su regreso. También hay que decir que el peronismo, con sus documentos o con la misma palabra de Perón, da para escribir de todo y justificar todo. Es decir uno va a encontrar cosas a favor y cosas en contra sobre el mismo sujeto político y sobre la misma situación. El caso de Vandor, por ejemplo. En un momento es el creador de las 62 Organizaciones Peronistas y después el mismo Perón lo defenestra cuando le manda a sus compañeros una carta en la que dice que Vandor es como una silla rota y que hay que ver cuánto daño hace una silla si una pata. Y al poco tiempo Vandor pierde la vida en un atentado, es decir ese texto da para múltiples interpretaciones.

-¿El peronismo es, como muchos dicen, una intensa praxis política en busca casi desesperada de una teoría?

-Eso es muy subjetivo, está de acuerdo en cómo cada uno lo vea y todos pueden tener parte de la razón. Lo que a mí me parece que es indestructible en el peronismo, donde hasta ahora no ha habido ninguna instancia superadora, lo que lo hace vigente (incluso más allá de esas chanzas del mismo Perón que decía `todos son peronistas, lo que pasa es que algunos todavía no se dieron cuenta'); es que no ha habido ningún movimiento político de liberación que pueda hablar de justicia social, independencia económica y soberanía política. Esas tres banderas siguen tan vigentes como el primer día del 17 de octubre de 1945. Y eso lo que lo hace distinto al peronismo, porque se puede ser de una manera peronista o de otra, pero el peronismo pasa por ahí. Por lo tanto, el que cumple eso es peronista y el que no -desde mi sencillo punto de vista- no lo es. Y por ahí pasa, porque después los escritos pueden tener vigencia, perderla, ser más o menos importantes para una coyuntura o para otra; pero realmente esas tres banderas son las que todavía mueven los grandes intereses políticos argentinos.

-¿Dónde guarda todo este vasto material que ha acumulado sobre el peronismo?, ¿está guardado bajo llave o hay acceso para la consulta de investigadores e interesados?.

-Por supuesto que hay acceso, porque yo soy en ese sentido muy amplio y quiero ser así. Porque si cuando yo tenía 20 años peleaba por una patria socialista, libre, justa y soberana; y precisamente pensábamos que había que socializar los conocimientos, la cultura y la educación, sería muy ruín de mi parte que ahora cuando ya soy bastante más grande "privarizara" o no fuera generoso con los demás con todo ese material que tuve la posibilidad de guardar a lo largo de todos estos años. En ese sentido es muy importante algo que decía Rodolfo Walsh, cuando mencionaba que las clases dominantes lo que pretendían era que cada lucha empiece desprovista de las luchas anteriores, y que cada uno se encuentre con una pelea que parecería nunca se dió antes; no, es al revés. Hay que conocer las luchas anteriores, esas que se vienen dando desde las guerras de la independencia, para no cometer los mismos errores, para ir avanzando. Entonces es importante que toda esa documentación esté a disposición de la gente. Y eso es lo que yo hago, fui guardando, juntando archivando y compilando para que sirva, para que se aproveche desde el punto de vista intelectual, social y político.

-El gobierno de los Kirchner, ¿ha movilizado a una discusión como hacía mucho tiempo no se daba hacia el interior del propio peronismo y sobre los enemigos tradicionales o novedosos del peronismo?

-Sí, es eso lo que se está dando. Es esa lucha eterna entre dos segmentos sociales grandes de la historia Argentina, donde ninguno pudo vencer al otro, ni imponer su proyecto. Cuando Cooke dice que el peronismo es "el hecho maldito del país burgués", para mí sigue siendo así. Y esa discusión me parece que hay que darla. Y eso se ve claramente cuando se toca el poder y se trata de socializar, de redistribuir, se vio claramente en los últimos conflictos y es una pelea que se está dando ahora y que años anteriores aún democracia no se estaba dando. Yo veo que a muchos el destino nos da otra posibilidad, más de treinta años después, de seguir peleando por las mismas banderas en las que creíamos en los 70. De otra forma, más viejos y experimentados, aprendiendo todos los días. Y eso es algo que hay que valorarlo y también honrarlo.