Related Posts with Thumbnails

4/6/07

Milicos (del palo) y Botones (con palos)

Un día como hoy pero de 1943 termina la "Década Infame" cuando un grupo de militares nacionalistas, entre los que se encontraba Juan Domingo Perón, decide reemplazar al gobierno fraulento, oligarca y vendepatria de Ramón Castillo.

Una de las razones que aceleraron el levantamiento fue la candidatura presidencial del hacendado Robustiano Patrón Costas, que había sido avalada por el régimen depuesto. Patrón Costas representaba el continuismo conservador.

Entre los sectores militares que se negaban a esta candidatura estaban los que se agruparon en el Grupo de Oficiales Unidos (G.O.U.), junto a otros militares que se encontraban hastiados del fraude electoral sistemático y los partidarios del "nacionalismo de derecha", todavía calentitos por el desplazamiento sufrido en la revolución de 1930, cuando fueron desplazados por el grupo encabezado por el general Justo.

En un primer momento, el general Arturo Rawson fue consagrado Presidente Provisional pero, debido a problemas internos, se vio obligado a renunciar, dejando el cargo en manos del general Pedro Ramírez. La política internacional de éste estuvo gobernada por el principio de neutralidad que representaba, a esa altura, una concomitancia con las potencias del Eje Berlín-Roma-Tokio. En febrero de 1944, Ramírez fue obligado a renunciar luego de que el gobierno argentino, incapaz ya de sostener la presión externa, rompiera, un mes antes de la finalización de la guerra, sus relaciones diplomáticas con Alemania. La renuncia de Ramírez dejó la revolución en manos del general Edelmiro Farrell y, tras de él, el grupo allegado al G.O.U. encabezado por los coroneles Juan D. Perón y Domingo Mercante. Desde ese momento, el Pocho sabría lo que hacer…

Un día como hoy pero de 1973 Esteban Righi, actual Procurador General de La Nación, ejerciendo el cargo de Ministro del Interior del Gobierno Popular del Tío, le dirige el famoso discurso –que bien vale la pena leer detenidamente- al personal de la Policía Federal. El resultado no fue el deseado ya que los botones no dejaron de reprimir y enfrentar al pueblo. Sin embargo es importante saber que alguna vez, un gobierno peronista, le dijo a todos los cobanis reunidos lo que el pueblo les tenía que decir...