Related Posts with Thumbnails

16/10/07

Pasado mañana, Paro General... ¿y mañana qué hacemos?

Un día como hoy pero de 1945 por la mañana, los dirigentes de la CGT visitan al presidente Farrell, para contarle su preocupación por la salud del Pocho, así como que algunos gremios, en forma parcial, han salido a la calle reclamando por su libertad. También le expresan la preocupación reinante en la clase trabajadora ante las versiones de los diarios acerca del nuevo gabinete que estaría integrado por hombres del conservadorismo. El General Avalos intenta tranquilizarlos manifestándole que Perón se halla "protegido" por el Gobierno y al mismo tiempo, emite un comunicado en el que "hacer saber a la población que el coronel Perón no se encuentra detenido". Perón, desde su cautiverio, le envía un mensaje a Avalos: "Comunico al señor Ministro que mientras la radio anuncia que no estoy detenido, hace cuatro días que me encuentro detenido e incomunicado y con dos centinelas de vista en la prisión de esta isla".Los mismos milicos nacionalistas ven que el tema se está poniendo jodido y que, encima, el nuevo gobierno iba a quedar en manos de los conservadores que generaros la revolución del 43.
Mientras tanto, los trabajadores de todo el país se van poniendo de pie para reclamar la libertad de Juan Perón.
Al mediodía, el presidente Farrell decide que una comitiva viaje a Martín García para establecer el verdadero estado de salud de Perón y decidir acerca de si corresponde o no su traslado a un hospital de Buenos Aires.
A la nochecita, inicia sus deliberaciones el Comité Central Confederal de la CGT en la sede de la Unión Tranviarios. La Unión Obrera Local (expresión sindical del Partido Comunista) sostiene que "desautoriza las versiones a favor de una huelga inminente lanzadas por un grupo afecto al gobierno desplazado y por elementos nazis que pretenden obstruir el camino de las elecciones libres". En el mismo sentido se expresa la Federación Obrera de la Carne, en manos del stalinismo: "...bandas armadas, extrañas a los obreros de los frigoríficos, encabezadas por Cipriano Reyes, tratan de impedir el ingreso al trabajo. Los trabajadores no deben abandonar sus tareas y deben movilizarse para terminar de una vez con estas maniobras del nazifascismo que atentan contra la libertad, la democracia y el progreso del país". A su vez, el Partido Socialista denuncia "la maniobra encaminada a confundir la opinión de los trabajadores y crear factores de perturbación y anarquía...tentativa de los dirigentes entregados a la dictadura implantada por el ex secretario de Trabajo y Previsión".
Al llegar la comitiva a Martín García, durante la noche, Perón se niega a ser revisado pues él tiene su médico y ésta ya ha informado al respecto. Perón se planta y les dice que Farrel ordenó su traslado. La comitiva duda.
Hacia la medianoche, se realizan los preparativos para conducir al coronel al Hospital Militar. A esa hora y luego de discutir sobre si nombrar a Perón o no en la consigna se conoce la decisión de la Central Obrera: por 16 votos contra 11 , "la CGT, en defensa de las conquistas obtenidas y las por obtener y considerando que éstas se hallan en peligro ante la toma del poder por las fuerzas del capital y la oligarquía, declara un Paro General en todo el país por el término de 24 horas, que se hará efectivo el día jueves 18 de octubre, a partir de la cero hora".