Related Posts with Thumbnails

23/7/09

Diálogo universal

Un día como hoy pero ayer Sirinivasa se despacha de la suiguiente manera:



Abstracta: nada de poner la propuesta en el contexto de la coyuntura económica que atravesamos; nada de indagar sobre sus fuentes de financiamiento; nada de evaluar -seriamente- su impacto sobre las finanzas públicas, su sostenibilidad y actualización; nada de situarla en el marco del conjunto de las políticas macro, ni de analizar su coherencia con las mismas y con el conjunto de políticas sociales nacionales y provinciales; nada de diseñar el modo de implementación, organismo de administración y contralor. Nada de nada. ‘Ingreso Universal’ para todo tiempo y lugar, listo para usar, decretazo y listo el pollo, salida de la pobreza y felicidad garantizada para todos los niños.


Regresiva: por principio de Universalidad la percibirían todos, los nietecitos bruñidos de Paolo Rocca, y los nietecitos mocosos de la Pocha del comedor de Altos de San Lorenzo. Poco que agregar, sólo que -ya veremos- serán efectivamente quienes menos lo necesiten los primeros en acceder al beneficio.


Carísima: el econometrista de prestigio internacional Adrián Pérez, por ejemplo, nos informa que el costo anual del chiste andaría en los 25 mil millones de mangos (suponemos sin estimar los costos de implementación, ítem que la ingrata realidad se empeña siempre en poner en la columna del debe). En nuestro barrio nos dirían: “¿y qué culo va a sangrar?”: cric, cric…


Inoperante: la propuesta, una vez descendida desde estratósfera hasta el nivel del mar, supone tantas dificultades de aplicación como las que tienen las tan denostadas políticas focalizadas. ¿Cómo es esto?


Cualquiera que alguna vez en su vida haya salido al exterior de un estudio de televisión (o de un despacho porteño, o de un aula, o meramente de un frasco), cualquiera que alguna vez le haya pasado cuantimás de costado la implementación de alguna política social, sabrá, sin dudas, que no basta el decretazo o la resolución para que, mágicamente, el ‘Ingreso Universal’ llueva cual maná sobre los hogares pobres con niños ídem.


¿Cuáles son los trámites administrativos para acceder al beneficio? ¿Quién le saca las fotocopias autnticada al DNI y a la partida de nacimiento? ¿Quién va a pedir la constancia de domicilio? ¿Quién avisa que el cheque está para cobrar o que el dinero ha sido depositado en la Caja de Ahorro? ¿Quién le informa a la pauperizada madre de Formosa o Villa Itatí lo que debe hacer para ‘incluirse’? ¿Con qué guita se hace todo eso?


Nada de nada, los progrefacilonguistas creen que ello ocurrirá sólo por obra de la naturaleza benéfica de su propuesta. La realidad, y la experiencia, indican que la real ‘inclusión’ de quienes más lo necesitan, en estas o cualesquiera políticas sociales -universales o focalizadas- es un camino arduo, laborioso, complejo, y que finalmente remite a las redes sociales realmente existentes en los territorios de la pobreza: punteros, organizaciones sociales, oenegés, parroquias, y un largo etétera.


De donde lo ‘Universal’, o queda en simple y facilonguista retórica, o alude tan sólo a que no hay una restricción o cupo para acceder al beneficio, y por lo tanto lo de ‘Universal’ es una pomposidad perfectamente omitible. En definitiva, la ‘Universalidad’ deberá, a fortiori, ir acompañada de una vigorosa focalización territorial para que los más necesitados queden incluída en ella, casi casi, lo mismo que tantas otras políticas sociales focalizadas… de lo contrario, los primeros que accedan al beneficio serán... sí, los que menos lo necesitan.


Conservadora: y, como dijimos, puesta en contexto, profundamente reaccionaria. Las políticas públicas, a diferencia de las frases, tienen escenarios de aplicación condicionados por factores institucionales, económicos, culturales, comunicacionales, y -condensadamente- políticos. Lo que queda lindo en el Excel y en la frase, luego es despedazado por los circuitos administrativos, el conjunto de políticas económicas que acompañan la medida, su impacto en los precios al consumidor, y un importante etcétera de contingencias que el progrefacilonguismo elude abordar.


Para precisar, quienes más han afinado el lápiz con la propuesta de ‘Ingreso Universal’, al menos en la escena político-mediática, han sido los representantes de la Coalición Cívica. En resumidas cuentas se trata de una propuesta articulada con un simpático combo compuesto de: eliminación de las retenciones, compensaciones, subsidios, acuerdos de precios y restricciones a la exportación (“dejar en paz” al campo & asociados), ir a poner el tujes al FMI para cubrir el abismo fiscal resultante, y como parche social a la disparada inflacionaria resultante (esto, claro, se excusan de aclararlo) nada menos que el ‘Ingreso Universal’.


Clausura del modelo económico vigente mediando un megaajuste estructural, y chauchas para que el pobrerío no muera de hambre. Bonita política ‘Universal’. Los muchachos de los organismos multilaterales aplaudirían a rabiar. Y, debe decirse, el necesario complemento del bienamado ‘Ingreso Universal’ va a ser mucha Gendarmería.


Para cerrar el excurso ‘universalista’, lo que queda afuera de las florcitas ‘Universales’ son unos nimios detalles, a saber: ¿en qué marco de modelo productivo se piensa el ‘Ingreso Universal’? ¿En qué marco de política laboral y de ingresos? ¿En qué marco de políticas macroeconómicas? ¿Pensamos alguna vez darle trabajo digno a los papis de los nenes pobres beneficiados por el 'Ingreso Universal', o con eso ya está y nos quedamos tranquilos?


Caigamos de la palmera de una vez: el ‘Ingreso Universal’ es perfectamente compatible con una sociedad pauperizada -o en vías de serlo cada vez más- que concentra riqueza y poder de mercado en un extremo y pone una valla de contención en el otro -‘universal’- para que no salte todo por los aires. El ‘Ingreso Universal’ es lo mismo que -y metaforizable como- un muro puesto alrededor de la General Paz y los Countries para que la negrada no entre (mos) a degüello.


Algo no ancuadra si la retintina ‘Universal’ la escuchamos de boca de Prat-Gay y Fernando Solanas, del Banco Mundial y de Vilma Ripoll. A algunos se les está escapando algo, y seguro que a otros no.

8 comentarios /:

Anónimo dijo...

no entiendo si este comentario refleja, lo que opinan sobre el tema:

no obstante, evidentemente para sirinivasa, la unica politica concreta, progresiva, barata y operativa es tan sencilla, como negar que existe el hambre..
palo y a la bolsa a discutir otra cosa.

manuel el coronel dijo...

excelente análisis compañeros. La hijaputez llevada a lo sutil de la bondad. Típico discurso de muchos de los compañeros de CTA, supongo que en gran parte de ellos, por no leer UDP.

Cuando los representantes del civismo socialdemocrata-europeo reclaman por los pobres pasandolos por encima en el discurso (sin atribuciones), paremos la oreja, cerremos a puño.

Lumpen dijo...

Dificil hablar del dialogo en serio, no? Es casi absurdo, intereses económicos enfrentados no quieren hablar, porque no es esa la manera en la que se ponen las reglas de juego de la acumulación en este país...

un abrazo

Charlie Boyle dijo...

Alegre muchachada peronista le paso dos links para que se informen y no repitan las ganzadas de Perez y Siri
Aquí hay una Red de Renta Básica que puede consultar e informarse.
http://www.ingresociudadano.org/
Los trabajos de Lo Vuolo los puede encontrar aquí en el CIepp
http://www.ciepp.org.ar/

Anónimo dijo...

sobre el punto de inoperante, se puede copiar la forma en que este gobierno, que yo también apoyo, llevó las pensiones no contributivas de 200 mil a casi un palo. no me parece un obstáculo. no creo que lo sea. por otra parte, en este momento, en el que el mercado interno se achica, puede ser interesante inyectar pesos en un segmento de la población que vuelca todo su dinero al mercado interno.
saludos

Anónimo dijo...

¿y que propuesta alternativa tienen, a ver?

matilda dijo...

luego voy a leer lo de charlie boyle

a grandes (y chicos) rasgos toy de acuerdo con el planteo de sirinivasa. también m gusta como lo estructura.

los slogans son divinos, pero a la hora de hablar de números (reales, q incluyen la operatividad), recursos, efectividad, quedan en general flojos

m acuerdo cdo los (creo) libres del sur habían empapelado mar del plata con la enooooooorme suma destinada a la davis, y decían q con eso se podría bancar (y ahí es donde deliran) no se qué pelotudeces en salud. slogans, facilistas, impactantes, pero irreales o mentirosos.
se les olvidan los denominadores habitualmente. lo importante es q la cifra sea rimbombante

Anónimo dijo...

Como siempre: ver reflejada mi forma de pensar en las opiniones volcadas por los muchachos del blog.
No aflojen y lo mejor p/todos Uds.

Frerencia.