Related Posts with Thumbnails

15/5/09

Dei delitti e delle penne

Un día como hoy pero de 1738 nace en Milán el Compañero Cesare Beccaria, habitante eterno de las Estépas del Pre-Peronismo o Peronismo de Antes de la Primera Hora. El compañero Beccaria escribe en su juventud un folletito titulado "Del delito y de la Pena" y se adelanta, sin querer, doscientos años a su tiempo. Nadie daba dos mangos por el gordito pero parece que el librito pegó mucha onda en Francia y el tipo se convierte en estrella. Es el primer jurista en repudiar la pena de muerte, e inicia arrolladoramente un movimiento que culmina con la reforma del sistema penal europeo, caracterizado especialmente por su crueldad y sus sanguinarios métodos. Introduce el concepto de prevención del delito, y aduce que los hombres tienden a olvidar fácilmente los sucesos traumáticos, y que por eso la pena de muerte no tiene efectos en ese sentido. Cesare ha dicho:
Ni el Grande, ni el Rico deben satisfacer por precio los atentados contra el flaco y el pobre; de otra manera las riquezas, que, baxo la tutela de las Leyes, son el premio de la industria, se vuelven alimento de la tyranía. No hay libertad, quando algunas veces permiten las Leyes, que en ciertos acontecimientos el hombre dexe de ser persona, y se repute como cosa."
Los Heresiarcas del Choripán y los Monjes del Justicialista Sport, por diversos motivos, lo cuentan en las filas del General. Nosotros también. Un día peronista para no olvidar.

9 comentarios /:

ramon dijo...

Y un día volvieron los compañeros...
gracias muchachos!!!

así que este gordito era como el Mariscal? prepeonistas a ultranza!!!!

"No hay libertad, quando algunas veces permiten las Leyes, que en ciertos acontecimientos el hombre dexe de ser persona, y se repute como cosa"

groso el pibe. A veces las leyes reputan mucho...

Jean Paul dijo...

extraordinario y agrego una frase del martín fiero. La ley es como el cuchillo, no ofende al que la maneja.

Verboamérica dijo...

Muy bueno... justo leí el otro día la
irónica historia de Joseph Guillotín, quién inventó su mecanismo de decapitaciones al ver el sufrimiento de los condenados en la cárcel y esperando lograr que pueblo accediera a una forma indolora y civilizada morir, pues los nobles eran ejecutados con “mayor confort”. Quería una forma forma de morir "igual para todos, sin distinción de rangos ni clase social". Después muchos de sus amigos terminaron desfilando ante la guillotina.

El Quilla dijo...

Hola. Que bárbaro los peronistas que uno encuentra por cualquier parte. Yo encontre uno que, cuando leía una noticia me hizo acordar de su blog ahí nomas.
Este es el link. Veanlo en el video que muestra a la derecha: http://www.telesurtv.net/noticias/secciones/nota/49958-NN/chavez-y-fernandez-firman-acuerdos-de-cooperacion/
Un abrazo. Los felicito por este espacio que han sabido construir.

Eva Row dijo...

Muy interesante muchachos, lo de que el hombre no deje de ser persona y se tranforme en cosa porque la ley lo permita en ciertas circunstancias, vale por supuesto para el peronismo, pero también para la visión de Marx. El hombre se hace cosa cuando vende su fuerza de trabajo en el mercado y no tiene modo de tramitar su salario con la patronal, sino que su trabajo es pagado a precio de oferta y demanda del mercado, como si él fuera una cosa más, otra mercadería. Deja de ser cosa en la relación laboral cuando el Estado obliga a la patronal a sentarse con el asalariado a negociar su salario de acuerdo al hecho de que el que trabaja es una persona y tiene necesidades que cubrir. El peronismo es el campeón de la paritaria.
Lo que me gustaría es aclarar la primera parte, que parece muy conmovedora e inquietante, pero deberìa ser traducida a un castellano más accesible. Yo veo una declaración de la necesidad de que las leyes protejan al pobre, así como protegen la industria y la formación de riquezas, porque de no ser así, esa riqueza sería aplicada a fomentar la tiranía.
Busquen algo de Spinoza, tiene cosas increíbles como ésta.
No, si el mundo no se hizo en dos días, claro que no. Gracias por ésto.

Urzazo no dijo...

Genial! No conocía al compañero Cesare Beccaria.
Gracias por presentármelo
Los juristas dicen "a confesión de parte, relevo de pruebas", por eso, me gustaría compartir con ustedes el discurso del Ovispo Watson ante la "Sociedad para la supresión de los vicios", en la Londres de 1804:

"Las leyes son muy buenas, pero infelizmente, son burladas por las clases más bajas. Las clases más altas, ciertamente, tampoco las respetan mucho. Esto no tendría ninguna importancia si los ricos no fuesen imitados por los pobres (...) Les pido, entonces, que sigan las leyes aunque no hayan sido hechas para Uds, para que podamos seguir teniendo, al menos, control y vigilancia sobre los pobres "

Imposible ser más claro.
Un abrazo

IAR.BLOG.PERON dijo...

Muy bueno, no conocia este personaje, otro aporte a que nuestra tercera posicion no es una expresion meramente local!

ABrazo, te invito
http://unfuturoperonista.blogspot.com

Todos Gronchos dijo...

Peronistas hubo siempre!

el escandidor dijo...

Cito al Gran Cuhchi Leguizamón: "la justicia es como las culebras, solo pica a los que andan en patas"
salute