Related Posts with Thumbnails

19/7/07

Un Cacho de condiciones

Un día como hoy pero de 1998 muere Cacho Envar el Kadri, uno de los símbolos de la militancia popular de la Resistencia, fundador de la Juventud Peronista y uno de los primeros en llevar a cabo la lucha armada por la vuelta del Pocho. Estuvo preso desde el año 60 hasta el 63 y desde el 68 hasta el 73.
Para el invierno de 1968 Cacho ya había realizado varias acciones, ya había estado preso una vez y había ido a visitar a Perón a Madrid. Un día de esos tenía una cita en un bodegón de la avenida San Martín con dos jovencitos peronistas que lo estaban buscando para tener una reunión. Eran Fernando Abal Medina y Mario Firmenich. A uno lo conocía de una cita anterior y al otro no lo había visto nunca.
-¿Hace mucho que me esperan?
-No, no te preocupes, recién llegamos -le contestó Firmenich y los tres pidieron sopa.
-Recibí la información de que nos estaban buscando y me parece bien -dijo Cacho, casi como para empezar a hablar-. Nosotros estamos dispuestos. La cosa es que ya llegó el momento de pasar a la acción, ya no se puede seguir esperando. Ahora viene el aniversario de Evita y de la Revolución Cubana; a los compañeros nos ha parecido conveniente dar una señal de nuestra presencia con una serie de atentados que…
Cacho estaba por explicarles en qué consistían, pero se interrumpió porque les vio las caras de muy poco entusiasmo. El que le contestó fue Fernando:
-No, nosotros consideramos que todavía no están dadas las condiciones. Esto habría que discutirlo con más calma y ver si…
-Bueno, discutamos.
-En principio, nos gustaría saber qué vamos a poner en el comunicado que saquemos, o los volantes. Habría que discutir lo que se dice ahí porque… -decía Fernando.
Enseguida Mario agregó que tenían otro problema:
-Y también está lo de los materiales, que nosotros en este momento no estamos en condiciones de conseguirlos. Con un poco de tiempo quizás podamos, habría que ver.
-No, por eso no se hagan problema. No es necesario que hagamos un volante. Si quieren no tiramos volante, para que no haya complicaciones. Lo que importa es hacer algo, señalar nuestra presencia, que estamos dispuestos a dar la lucha. Y con lo de los materiales tampoco se preocupen, porque nosotros tenemos y les podemos pasar lo necesario. Tenemos estas cajitas que son muy fáciles de manejar, no tienen ningún peligro…Lo que importa es marcar presencia, que todos los que estamos en esto nos juntemos para hacer algo, y entonces vamos a ver quién está dispuesto de verdad, y quién está tomando jarabe de pico.
Cacho ya se había exaltado. Decididamente, esos días, no soportaba más las dilaciones. Y encima esos muchachos le parecían un poco tiernitos, jóvenes estudiantes con más labia que otra cosa. Fernando le dijo que había que discutirlo mejor:
-Habría que ver, compañero, habría que ver. Nosotros seguimos sin estar convencidos de que estén dadas las condiciones para…
El mozo ya estaba llegando con los platos de sopa. Cacho pensó que no quería perder más tiempo:
-Bueno ¿saben qué? Cuando se decidan me llaman. Y ahora los dejo porque mi mamá me espera para tomar la sopa.

Dos semanas después, el 26 de julio de 1968, Cacho El Kadri y sus compañeros pusieron media docena de bombas en distintos puntos de la ciudad. Los comunicados que mandaron a los diarios unían por primera vez en un solo aniversario la muerte de Evita y la Revolución Cubana.
En 1970, Fernando Abal Medina y Mario Firmenich secuestran al gorila asesino de Aramburu dando nacimiento público a Montoneros mientras El Kadri estaba preso.
Cuando Cacho Envar El Kadri sale de prisión, en 1973, era un mito viviente para todos los jóvenes revolucionarios que para ese momento estaban a pleno en Montoneros.
En 1996, Los Piojos sacan el disco Tercer Arco y se lo dedican a Cacho Envar El Kadri.

Las cosas de la vida... de la vida peronista.

Un día como hoy pero de 1976 también muere Roberto Mario Santucho. Pero sobre él que hable el propio Cacho El Kadri.