Related Posts with Thumbnails

29/5/08

Suponéte

196 comentarios /
Un día como hoy pero de 1980, suponéte, que yo heredé una fábrica de consoladores. Durante 20 años la pude mantener de pedo. Hacía consoladores para la Argentina porque mis costos eran muy altos y mi fábrica no era competitiva para exportarlos. Los consoladores taiwaneses y los de India eran mucho más baratos. En fin, suponéte que mi problema era que por cada peso que yo ponía, mi fábrica podía producir solamente 5 centavos más. Esto en las mejores épocas. En otras, suponéte, que directamente perdía plata. Ahora, los taiwaneses, por cada peso invertido ganaban 40 centavos, con lo cual, ellos podían bajar el precio de venta de sus consoladores para competir con los míos y es así que ellos vendían más consoladores que yo.

Para fines de los ´90 mi fábrica estaba fundida y yo debía mucha plata al banco.

Ahora, suponéte que un día el gobierno decide devaluar la moneda. En el gobierno piensan que si se devalúa la moneda se favorece a la producción porque se achican los costos nacionales en relación al precio internacional. A mí me re conviene porque puedo empezar a ganar más plata por cada peso invertido y así puedo competir con los consoladores taiwaneses. Para devaluar la moneda la sociedad entera tiene que pagar el costo: luego de una devaluación los sueldos de toda la gente valen menos que antes, aunque en números sea lo mismo, pueden comprar muchas menos cosas. Igualmente la sociedad decide hacer ese esfuerzo porque sirve para reactivar la producción y generar trabajo para todos.

El gobierno, en su decisión de favorecer a la producción, me refinancia mi deuda con el banco, me da una tasa de interés muy barata y yo puedo quedarme con mi fábrica. Además, para mantener el precio de la moneda devaluada sale a comprar dólares todo el tiempo, miles de millones de dólares para que los consoladores argentinos sean competitivos. Encima, como yo para hacer consoladores necesito goma y la goma es un derivado del petróleo y como el petróleo tiene precio internacional y está en dólares y cada vez más caro, el gobierno me rebaja el costo de la goma, subsidiándola. Tanto la plata para pagar mi deuda con el banco, como la plata para mantener alto el dólar, como la plata para financiarme la goma, sale de las arcas nacionales, del Estado. Es así que, entonces, todos los argentinos ayudan a pagar mis deudas y a financiarme los costos de mi producción.

En fin, ahora yo tengo mi fábrica con una rentabilidad bárbara de 35 por ciento por cada peso que invierto. Encima, se reactivaron todas las fábricas del país, creció el trabajo y los salarios. Ya van 5 años seguidos en que la situación mejora cada día. Mi actividad está tan subvencionada que prácticamente no tengo riesgo empresario, es decir, tengo que hacer fuerza para que me vaya mal.

¿Y entonces qué pasa? Pasa que de golpe en China hay una revolución sexual. Todas las chinas se revelan, se cansan de que los chinitos no se pongan las pilas en la catrera y salen como locas a comprar consoladores de goma. Miles de millones de chinas -desesperadas- haciendo cola para comprar artefactos que satisfagan sus necesidades. En China, el gobierno declara la Emergencia Sexual y saca una Ley de Seguridad Consolante: abre las fronteras, sin impuestos, para todos los consoladores del mundo que quieran entrar en la China. El precio internacional de los consoladores se dispara, un consolador sale dos, tres, hasta cuatro veces lo que salía antes.

A mí me viene al pelo. Suponéte que, de pronto y por una cuestión ajena, por cada peso invertido puedo sacar hasta dos pesos con treinta centavos, ¡una rentabilidad del 130 por ciento! De golpe, hacer consoladores no sólo es una actividad que me permite vivir bien, ahora me permite hacerme millonario. Y eso que sigo siendo un "pequeño productor de consoladores", que no es lo mismo que "productor de pequeños consoladores". Así y todo estoy ganando, suponéte, 40.000 pesos por mes. Chocho.

¿Pero qué pasa? Como hacer consoladores es tan rentable, muchos de los que hacen fideos, remeras, lapiceras, latas de comida, remedios o galletitas se vuelcan masivamente a la industria del consolador porque todos quieren hacer mucha plata, obviamente. Como consecuencia, en Argentina pasan tres cosas:

  1. Todos los consoladores se venden al exterior, dejando a los consumidores de consoladores argentinos sin el producto o al mismo precio que se paga afuera (carísimo). Como nuestros sueldos están devaluados y están devaluados para que se puedan fabricar un montón de cosas, esta consecuencia es absolutamente injusta ya que hacemos el sacrificio para que se puedan fabricar consoladores pero nos quedamos sin la capacidad adquisitiva para poder comprarlos.
  2. Como consecuencia de que muchas fábricas se cambian al rubro de los consoladores de goma, se dejan de fabricar muchas cosas y al haber menos cantidad de esas cosas, aumentan de precio, con lo cual nuestros sueldos pierden poder adquisitivo con respecto a todos los productos.
  3. Además, como es tan rentable hacer consoladores, mi fábrica aumenta de precio. Antes valía 100.000 pesos, ahora vale 500.000 pesos. Entonces yo ahora ya ni siquiera trabajo. Directamente me conviene alquilar mi fábrica a otro que la trabaje mientras yo me rasco el higo todo el día. Vienen fondos de inversión, pooles de consoladores y empiezan a alquilar fábricas en todo el país y las dedican a la producción de consoladores.

El gobierno, entonces, tiene que hacer algo. Porque la gente lo votó por haber reactivado la economía pero siempre y cuando los sueldos alcancen para vivir, lo cual es lógico. La gente aceptó pagar el costo de la deuda de los sectores productivos, pero a cambio de poder trabajar y comer, como mínimo y, por ahí, en el mejor de los casos, progresar.

Y lo que hace el gobierno es ponerme retenciones móviles a la exportación de consoladores, con lo cual, ahora mi rentabilidad vuelve a ser del 30 por ciento. Cuando aumenta mucho el precio del consolador, aumentan las retenciones; cuando baja el precio del consolador, baja la retención. Yo siempre gano lo mismo, o sea, mucho: 30 por ciento anual, que es seis veces más que lo que gana una fábrica de consoladores en cualquier lugar del mundo.

Suponéte que, entonces, yo soy un tipo muy irracional y egoísta. Suponéte que además no tengo memoria, no me acuerdo de lo mal que me iba antes y me olvido, además, de los esfuerzos que hizo toda la sociedad para que a mí me vaya bien. De golpe me junto con todos los productores de consoladores y me pongo a armar un gran quilombo. Corto las rutas y no permito el paso de ningún otro producto. Genero desabastecimiento, suben los precios, la gente pierde aún más poder adquisitivo, etc.

Para justificarme, me dedico junto a mis compañeros fabricantes de consoladores a diseñar un discurso que me exculpe de mis acciones antipopulares y desestabilizadoras: "Consoladores=Patria", "Paja o Muerte", "Todos somos Consoladores", "No al Aborto, Sí al Consolador", "Con los Consoladores estábamos mejor", "K tirame la goma".

La oposición y los medios me apoyan, aunque lo hagan solamente porque están en contra del gobierno y se aprovechan de la situación. Suponéte que a mí no me importa y me aprovecho también de ese apoyo.

El gobierno no me reprime, es sumamente racional al respecto del manejo del conflicto, entonces yo me aprovecho de esa situación y radicalizo mi protesta. Los medios y la clase alta, que siempre habían condenado los cortes y el uso de la fuerza en la protesta, ahora lo apoyan, con lo cual todo me sale redondo.

Hasta acá la historia es igual a la del campo. Pero suponéte que en vez de pasar lo mismo que pasa con el campo, en el conflicto de los consoladores pase otra cosa. Suponéte que de golpe, el gobierno dice: "Bueno, tenés razón. Te voy a sacar las retenciones móviles." Yo me pongo re contento, hago un acto en Rosario y salto de alegría por haber ganado la batalla junto a todos mis amigos de la Sociedad Consoladora Argentina, el Pro y la Carrió que apoya cuanto consolador se le cruza. Gané la batalla.

Al otro día, el gobierno dice: "Te saqué las retenciones, pero también se las saqué al petróleo y además dejé de comprar dólares para mantener el tipo de cambio y, además, ¿sabés qué?, voy a dejar de financiarte tus deudas con el banco y voy a liberar las paritarias para que los trabajadores exijan los sueldos que quieran y voy a dejar de hacer rutas para transportar consoladores y voy a mandar esa guita para hacer hoteles de alojamiento populares y además voy a lanzar un montón de medidas para fiscalizar a la producción de consoladores porque ese sector es el que más evade impuestos en nuestro país."

Entonces, aumenta la goma en dólares. Y el costo del trabajo aumenta a valores europeos. Y encima tengo más presión fiscal y se me va un 33 por ciento de la ganancia que antes no pagaba porque me hacia el dolobu. Para colmo, se revalúa la moneda porque ya el gobierno no sale a comprar dólares, con lo cual la diferencia que hacía antes en el mercado internacional se achica. Ahora no tengo retenciones y, aunque sigo ganando plata, gano inclusive menos que cuando tenía retenciones.

Un día se acaba la fiesta sexual en China. Las minitas vuelven todas al lecho masculino porque los chinitos se pusieron a estudiar tantra como locos y ahora pueden mantener una erección durante 48 horas seguidas. El sexo adquiere la calidad de "Actividad Protegida por la República Popular China". Por efecto de la transnacionalización de la cultura oriental, se abren escuelas de tantra en todo el mundo. Los consoladores pasan de moda. El pene, viejo y peludo nomás, vuelve a ser el mejor amigo entre las chinitas de todo el mundo. Los hombres readquieren su seguridad, pues se habían visto reemplazados por simples pedazos de goma. Al haber volcado sus esfuerzos en hacer la vida de sus compañeras más placenteras, abandonando el egoísmo sexual que los caracterizaba, la humanidad entera se encamina hacia una época más feliz.

Suponéte que en Argentina ahora nos tapan los consoladores. No nos sirven para nada. Encima perdimos la capacidad de producir cualquier otra cosa. No nos tecnificamos, no nos modernizamos, no diversificamos nuestra producción, en fin, se nos pasó el tren.

Ahora mi actividad no tiene ni renta extraordinaria ni el apoyo del estado. Suponéte que tengo miles de cajas llenas de penes de goma y que me los tengo que meter en el culo.

Suponéte.

undiaperonista un dia peronista

26/5/08

Un jour péroniste

13 comentarios /
Un día como hoy, pero ayer, 25 de mayo de 2008, se editó en Francia el segundo disco de Mademoiselle K, titulado Jamais la Paix (Nunca la Paz), en obvia alusión al acto antidemocrático y gorilón llevado a cabo en Rosario.

¡Gracias, Katherine Gierak, por el aguante!



Via: Jota

Un elemento festivo en un país felíz

7 comentarios /
Un día como hoy pero hoy, La Pequeña Lulú, una de las víctimas más golpeadas por la terrible opresión kirchnerista hacia la libertad de prensa, se las rebusca y desde la clandestinidad y corriendo un tremendo riesgo para su seguridad personal escribe en La Nación -y seguramente mañana comentará en su programa de tele, si es que no lo censuran violentamente- una editorial recontra objetiva (porque a él no le pagan millones como a los pobres que prefieren seguir siendo pobres aunque les paguen millones para ir a los actos). En la nota se dedica a "preparar al país" para otro paro del campo. No vaya a ser que la gente se piense que el desabastecimento de alimentos es culpa de los que desabastecen de alimentos y no de los que no les dejan ganar millones a los que desabastecen de alimentos.
Entonces, antes se enojaba porque el gobierno criticaba la ambición de los productores y terrateniente y ahora se enoja porque no los critica. La crítica es mala, la no crítica es indiferencia; ¡ay, mucho peor!. Y ahí nomás tira: "Esa indiferencia podría estar anunciando la política de las próximas horas: cumplir vacíos rituales de diálogo para no resolver nada. Si ése es el proyecto oficial, entonces el país debe prepararse para una nueva ronda de paros y protestas rurales. Tras la decepción del jueves, cuando la reunión del Gobierno con las cuatro entidades se diluyó y hasta estuvo desprovista de un final formal, los productores del interior están más cerca del paro que de cualquier política consensual".
Ahora, cuando la presidenta recientemente elegida por el 46% de los argentinos (pobres y que cobran millones para ir a los actos y seguir siendo pobres) hace un discurso sin "crispación", para Lulú, eso es un evidente signo de desesperación. Se juega la vida y se anima a escribir en plena dictadura: "
Eso define también un futuro sombrío. El gobierno de los Kirchner está mostrando signos de desesperación porque otros le están sacando el liderazgo de amplios sectores sociales y, para peor, están en condiciones de convocar a actos cuya magnitud no se puede comparar con ninguna concentración que haya hecho el kirchnerismo".
Para Lulú, hay actos que ni siquiera se pueden comparar con otros. Cómo vas a comparar a la gente tan blanquita que se manifestó civilizadamente en Rosario con los pobres que cobran millones para seguir siendo pobres en un lugar tan lejos como Salta. ¡Eso es casi Bolivia!
Tampoco se pueden comparar las encuestas. Ahí nomás desafía al muy jodido Observatorio de Medios y dice: "Esa desesperación no sólo tiene que ver con los actos, sino también con las encuestas, el brebaje diario e indispensable de los Kirchner en los cinco años recientes. Sin embargo, están dispuestos a hacer con las encuestas lo que ya hicieron con el Indec: matarles la credibilidad con dosis enormes de manipulación y confusión". ¿Brebaje diario? ¿Y eso cómo se toma?
Sigue: "¿Es posible que en el mismo momento algunas encuestas le otorguen a la Presidenta el 26 por ciento de aceptación popular y otras eleven ese número hasta más del 60 por ciento? O los encuestadores hicieron mediciones en sociedades diferentes o hay en algunos de ellos una carencia notable de honestidad personal e intelectual". Unas encuestas otorgan, las otras elevan. Obvio: si no se puede comparar el acto de Rosario con la runflada de Salta, tampoco se pueden comparar las encuestas hechas en Rosario con las otras.
La Pequeña Lulú bien sabe que a la gente bien no le gusta hablar de plata, eso queda mal. Por eso, el acto en Rosario se hizo sólo, el amor a la Patria y la escarapela invitan. En cambio, con el acto cerca de Bolivia "Conviene preguntarse entonces para qué se montó el escenario de Salta. ¿Para qué se gastaron fortunas en traslados de personas, en vituallas y en compensaciones? ¿Para qué obligaron a los gobernadores a abandonar sus provincias en un día donde los actos patrios se realizan en todas las capitales del país? La liturgia del peronismo no resolverá nunca nada y sólo podría explicarse como un elemento festivo en un país feliz".
¡Apa! Listo, mejor lo cortamos ahí. Censuremos a Lulú porque después dice cosas malas, opositoras. Nos quedamos con la última frase: "La liturgia peronista sólo podría explicarse como un elemento festivo en un país feliz". ¡Un poeta!
Qué lindo cuando los gorilas cumplen su mejor función: la de peronistas que hacen de gorilas. Aunque a veces discriminan, che...
Tomatelá, Juaco...

23/5/08

Monumento al monumento

8 comentarios /
Un día como hoy pero de 1936 a las tres de la tarde se inaugura el Obelisco. La obra tardó sólo 34 días en levantarse. Poco menos de 200 obreros trabajaron día y noche para terminarlo. La celeridad en la obra pública al pedo fue una característica muy particular de esa década frívola. Poco se puede recabar al respecto de su significado. Se han arriesgado muchísimas teorías, inclusive aquella que lo considera un monumento al falo porteño, erigido a fin de compensar al respecto de ciertas inseguridades masculinas. El arquitecto culpable, un tal Prebisch que no sabemos si es hermano, primo o amigo del economista falluto, dijo al respecto:
«Se adoptó esta simple y honesta forma geométrica porque es la forma de los obeliscos tradicionales... Se le llamó "Obelisco" porque había que llamarlo de alguna manera. Yo reivindico para mi el derecho de llamarle de un modo más general y genérico "Monumento"»

He allí un vasto ejemplo de la profunda convicción y claridad del oligarca en la busqueda del "ser nacional". Le hicieron un monumento al monumento. Fue emplazado en el sitio exacto en el que flameó por primera vez la bandera argentina en la capital. Para conmemorar ese evento, los muchachos tuvieron la idea grosa de demoler la capilla en la que se erigió el mastil que enarboló la bandera.

La obra estuvo a cargo de una empresita alemana que ya lleva varias décadas de vivir de las licitaciones argentas: Siemens. La última vez que se oimos de ella y su relación turbia con el erario púbico nacional fue en la contratación que De la Rua les concedió para la digitalización y diseño del nuevo DNI que nunca vimos. Treinta y cinco días para construir una obra que no cumple con ninguna función en una época en la que la gran mayoría de la población no gozaba ni siquiera remotamente de sus derechos más básicos. Fue gracias a estas cosas que, después, vino el peronismo. En la revancha histórica del pueblo contra la oligarquía, se anotan un puntito los compañeros ya que, sin dudas, además de ser ícono de todo lo que es porteño, fue y será punto de encuentro obligado para ir a la plaza, o escenario improvisado o aparateado para actazos bien peronistas. Y por eso lo festejamos.

19/5/08

Enfríemos la tuya mejor...

7 comentarios /
Un día como hoy pero el lunes pasado el Gran Verso Argentino publica una notita muy linda en la que se explica como los "mercados" proyectan una caída infernal del crecimiento económico. De acuerdo a algunos de los augurios, en el 2009 el crecimiento apenas rozaría el 3%. Los "factores a los que se atribuye" este freno con coleada y derrape y tefuistealpasto son tres: la "tormenta financiera", el "conflicto con el campo", y -no podía faltar- la inflación. Como muestra de absoluto profesionalismo periodístico el Gran Verso Argentino viene poniendo fuertemente el eje en este fenómeno económico pseudo-fantástico en el que los argentinos hacemos escuela pero que evidentemente todavía no terminamos de entender. La línea editorial de estos amantes de la prensa libre y la ecuanimidad intenta dar una explicación para aportar "un toque de atención a los problemas de los argentinos": llegan siempre -siempre- a la conclusión de que los precios suben por culpa del "polémico Secretario Moreno" y la "manipulación del sistema estadístico", tal es la denominación que han decidido darle al iNDEC. Por supuesto, dentro de la explicación ofrecida al respecto de las causas del fenómeno macroeconómico en cuestión se omiten algunas circunstancias en pos de no enojar a ciertos grandes contribuyentes publicitarios que, sin embargo, y en vista de sus infernales tasas de ganancia, no deberían estar excluidos del listadito de responsables. Y esto viene a cuento de los pronosticadores de los que veníamos hablando, cuya conclusión es -como siempre- que el Estado Argentino auyenta las inversiones extranjeras. Los Autores dicen: ¿Preguntenlé, gurúes, a Diego F., si los inversores se van a asustar de venir a ponerse una empresita en nuestro ispa? ¿Preguntenlé a el, que nos dejó este videito en su blog? Ojo, eh, antes de preguntarle, mirenló. Y algo más, ¿de donde salió este periodista irresponsable, que atenta de semejante modo contra la prensa libre, hablando tan descaradamente mal de quienes contribuyen y defienden el mundo ecuánime y justo por el que luchan los compañeros periodistas de nuestra patria?

16/5/08

Le das la mano y te rompen el culo...

2 comentarios /
Un día como hoy pero de 1956 Argentina "se pone de acuerdo" con sus acreedores públicos y a partir de ese momento se crea el Club de París. Toda gente educada y responsable que después de hacer un golpe a las instituciones democráticas y al gobierno de Juan Domingo, luego de bombardear la Plaza de Mayo y amenazar con más bombas, asume el gobierno y se junta con otra gente, igual de educada y responsable para "arreglar" las deudas. Hoy, el mismo Club de París quiere que la Argentina vuelva a "arreglar" su deuda con ellos pero no se conforma con la plata que se le debe. Quiere, además, que también "arreglemos" con el FMI. La diferencia es que hoy, como un año antes de aquel 16 de mayo de 1956, tenemos un gobierno de gente menos educada y más irresponsable. Gente más peronista, ¿vió?. Entonces, si quieren les pagamos lo que les debemos, pero el Fondo que se busque otro curro. Lo único que falta es que pongan como condición que también "arreglemos" con el campo...

9/5/08

La falange maravillosa

32 comentarios /
Un día como hoy pero hoy, el Editor Jefe de Clarín, Julio Blanck, publica una editorial que deja bien en claro que el Gran Diario Argentino hace periodismo muy, pero muy, independiente. Se titula "La construcción del relato oficialista volvió a tropezar con la dura realidad". En el artículo, como en tantos otros del mismo diario, desde un lugar de "objetividad" acusa al gobierno por sus críticas a la prensa y a los "terribles golpes" a la libertad de expresión que sofocan a los pobres periodistas de Clarín.
Más allá de la insultante contradicción de que sea la empresa monopólica de comunicación la que denuncia supuestas afectaciones a la libertad de prensa desde su diario (el de mayor tirada), desde sus revistas (las de mayores tiradas), desde sus canales de televisión (los más rating) vistos a través de sus dos empresas de cable (también monopólicas) , desde sus radios (las de mayor audiencia), llama mucho la atención una cosa de la nota.
Más allá, incluso, de pretender que la libertad de expresión es exclusiva de la prensa, mejor dicho de "su propia" prensa y no es un derecho del resto de la población, incluso de la presidenta, del ex presidente y de los que apoyan al gobierno.
Hay otra cosa que llama la atención de la editorial. Más allá, incluso, de la insultante deshonestidad intelectual de Blanck al decir que "El Poder" está en el Gobierno y no en los grupos concentrados de la economía, los grandes terratenientes del campo, en las grandes empresas como el mismo Grupo Clarín, etcétera.
Pero hay algo del artículo que llama realmente la atención. Más allá de que no hay vez (ni una) en que Clarín no ponga en la misma oración en la que nombra a Moreno la palabra "polémico" y que sean más importantes sus "modales" que su honrada tarea de bajar los precios frente a empresarios insaciables.
Sin embargo hay algo en esa nota que llama la atención y es lo siguiente. Dice un párrafo: "Ahora el camino elegido por el segundo kirchnerismo es otro, mucho más agresivo y amenazante. La ofensiva, motorizada también por Hugo Moyano y las falanges juveniles kirchneristas, se mueve en dirección a amordazar cualquier opinión crítica".
Después de este párrafo, dan ganas de seguir tratando con respeto al señor Blanck pero más ganas dan de mandarlo a la puta que lo parió. Elegimos la primera: Sr. Blanck, con todo el respeto que nos merece, deje de mentir. Se lo pedimos por el bien de la Patria.

7/5/08

La más maravillosa música...

10 comentarios /
Un día como hoy pero de 1824 Ludwin van Beethoven estrena la Novena Sinfonía en el Teatro de la Corte Imperial de Viena. El teatro estaba hasta las bolas de gente. De gente bien: celebridades, nobleza, aristocracia, sangre real. Se especulaba con que fuera la última presentación del Beethito ya que andaba medio fané (de hecho, lo fue ya que luego se encerró hasta su muerte tres años después).
Ese día, Beetho ya estaba absolutamente sordo y no pudo escuchar nunca lo que había creado.
El Beetho fue el primer músico independiente: a diferencia de los gorilones de Haydn y Mozart que estaban sometidos al mecenazgo, el Beetho se la bancaba solito y vivía de lo que vendía componiendo. Era tan peronista que inventó el oficio de compositor.
Por eso a ninguno de sus amigos le sorprendió que ese día el Beetho se subiera al escenario y les diera la espalda durante todo el recital a la manga de caretas ilustrados que lo habían ido a escuchar.
Esta obra era la última de una serie de sinfonías que revolucionaban todos los conceptos musicales de la época. El Beetho era revolucionario porque era muy peronista.
16 años antes, en el año 1808, el Beetho presentó la Sinfonía Nº5, la más conocida de todas. Al finalizar el recital miró al público y, hablando en tercera persona como el Diego, dijo una frase que quedará en la historia:
Si la Quinta Sinfonía es de Beethoven, la Quinta de Olivos es de Perón.


Gracias Dema por la magia...

5/5/08

Peronistas del mundo... ¡¡¡uníos!!!

8 comentarios /
Un día como hoy pero de 1818 nace Karl Marx. Fue filósofo, historiador, sociólogo, economista, escritor, pensador, periodista y como no podía ser de otra manera... peronista.
Cuando todavía era un purrete imberbe, Karl se debatía entre ser un demócrata revolucionario, idealista y jodón o pasar a integrar el Gran Teatro de la Historia Peronista a través del materialismo histórico, la realidad como única verdad y la joda como única realidad.
Siendo periodista del periódico Klarin Zeitung, por 1842, antes de escribir el Manifiesto y El Capital, a Karlitos se le dió por empezar a defender los intereses materiales de las masas populares. Cuando el gran periódico alemán fue acusado de "comunista" les contestó ofendido anunciando en el próximo número la publicación de una "crítica fundamental del comunismo". Para Karlitos, las teorías comunistas de entonces eran "burdas y poco desarrolladas" y terminaban siendo "abstracciones dogmáticas". Le escribe a Arnold Ruge en ese mismo año: "Konsiderro inatmisibles y hasta inmorral el kontrrabando de dokmas komiunistas y socialistas. Exijo, parra trratarr el tema, un estutio totalmente tistinto y más a fondo del comiunismo". "Mejor que decirrr es hacerrr, mejor que prometerrr es rrializarrr" pensó y se puso a escribir El Capital.
Karlitos estaba convencido de que para cambiar la sociedad primero había que cambiar el pensamiento y para eso había que influir en la opinión general, desarrollar nuevas ideas y desplegar vastas campañas de propaganda. Sus preocupaciones de entonces estaban en la prensa y en la defensa de la verdadera libertad de expresión. En un debate se trenzó con un alemanote y le cantó la posta:
¿Acaso es libre la prensa degradada a industria? Es innegable que el escritor tiene que ganar con el trabajo de su pluma para existir y escribir, pero jamás existir y escribir para ganar. La primera libertad de la prensa consiste precisamente en no ser una industria. Al escritor que prostituye esa libertad de prensa, convirtiéndola en medio material, le está bien empleada como castigo de esa esclavitud exterior de la censura; o por mejor decir, ya su propia existencia es su castigo.

1/5/08

Felíz Cumpleaños

19 comentarios /
Un día como hoy pero de hace un año, aprovechando la fecha histórica en la que se conmemora el Día Internacional del Trabajo en homenaje a la jornada de lucha encabezada por Alberto Parsons, los Autores dan inicio a este blog que tantas satisfacciones nos ha traído. Aquí estuvieron para leer y comentar, entre otros, personajes entrañables como Tinolita, Nelly Rivas, Jean Paul, el Trosko, Jota, el Tío, Boga, Bernabé Ferreira, Lucas Carrasco, Lic. Baleno, Walter Bezzuso, y tantos otros compañeros que nos hacen un ida y vuelta con la mejor, habiendose convertido ya en personajes invalorables del Teatro de la Historia Peronista. También al gorila de ocasión, que viene aquí a cumplir su papel en la historia, y que imposibilitado de felicidad, odia y desprecia la que aquí reina: felicidad peronista para todos. Serán siempre bienvenidos pues, reafirman, con toda su intolerancia, la gloriosa senda del Pocho. Habiendo arrancado con un blog chiquito, de 10, 15 fieles visitas diarias, hoy tenemos alrededor de 200 visitas por cada día peronista que pasa, y eso nos hace muy felices. Hay que agradecer, por este incremento, a aquellos que nos fueron metiendo poco a poco, en ocasión de su profunda generosidad redristributiva, a la blogosfera Nac&Pop, por los links que aportaron a la progresiva masividad que toda cosa peronista se merece: Martín, Juan Cabandié, Artemio, Escriba, Los Barbaros, Ficcionalista, Seba Lorenzo, Apocalíptico, Zara Tustra, y tantos otros, muchos de los cuales ni sabemos cómo y cuánto nos han ayudado en este sentido. Para finalizar, les dejamos un racconto de lo que más nos gusta como salió, para su deleite, y esperamos encarar un año más díficil de efemérides, porque como todos sabemos, las efemérides se repiten todos los años, y en ese sentido, si nos atenemos a esa regla maldita, se va a poner aburrida la cosa. Un saludo y un agradecimiento peronista a todos. Con mucho cariño,
Los Autores

Racconto 1er Aniversario de Un Día Peronista

Actores Peronistas
Danny, otro Danny, Gary, Walter, Morgan.

Musicos Peronistas
Negrete, Doors, Luca, Ringo, Astor, 21.

Preperonismo
Saurón, Jesús, 300, Nerón, Adriano, Platón

Ingenio Peronista
Agulla 1, Agulla 2, Genio

Y para navegar un poco más...