Related Posts with Thumbnails

20/11/08

21 cañonazos

Un día como hoy pero durante alguno de los años en que gobernó este bendito país el Gran Conductor que Nunca Se Equivoca y que Todo lo Sabe y que Jamás Olvida y que supo Conducir, se establece el 20 de noviembre como Día Nacional de la Soberanía, en homenaje a la lucha librada por el General Lucio Mansilla y alrededor de 2000 compatriotas más. El chabón este, Mansilla, era un grande. Al lado de Mansilla, el boludito de "El Patriota" es un gil, un soldadito de plomo. Mansilla era una bestia. Se enfrenta a las dos potencias marítimas más grosas del mundo de su época y se las aguanta bastante bien con nada. Miren si este tipo no es groso que ata tres cadenas, una punta de cada lado del río, para frenar a los buques de la flota anglofrancesa. Tres cadenas, 2000 tipos apostados, unos cuantos cañones de artillería. Cuando logran pasar y desembarcar, los muchachos de Mansilla se enfrentan a los invasores con armas blancas y caballería. Se mueren 650 compatriotas, los tipos avanzan y si no la ganan, la empatan, pero quedan rotos. Un tal Cady, historiador yanqui de la época, sostiene que:
La consecuencia más importante fue exaltar el patriotismo del pueblo argentino hasta un grado sin precedentes."
Fue así que el Compañero San Martín le manda a Rosas su espada (la Espada con la que Liberó a América) y se pone a su entera disposición. En su carta, le dice algo así como que los invasores se habrán dado cuenta de que los argentinos no somos empanadas (?) y compara la situación a la de la emancipación de España. Mansilla los remata posteriormente, en la batalla de Quebracho. Como resultado de la claudicación, queda imposibilitado el imperio inglés de intervenir Paraguay (por un tiempo, después se encargaría Mitre de hacerles la gauchada) y el imperio Francés de establecer una colonia en Uruguay. El puño que sostuvo al filo emancipador de la espada sanmartiniana encuentra buen sucesor en Rosas. El Colorado Abelardo Ramos cuenta que:
En 1849, los intervencionistas firmaban con Rosas un tratado por el cual se reconocía que la navegación fluvial argentina estaba únicamente sujeta a sus leyes y reglamentos; las potencias se obligaban a evacual la isla Martín García, devolver los barcos argentinos apresados y saludar la bandera nacional."
El saludo constó del disparo de 21 cañonazos de salva al aire. Por supuesto, caído Rosas Mansilla tuvo que tomarselá, ya que su calidad de prócer, héroe, libertador, genio militar y cojonudo de aquellos no alcanzaba para tapar los defectos a los que suelen ser sensibles las almas republicanas. El absurdo de su destierro (como el de Rosas, como el de San Martín, como el de Perón) queda en evidencia cuando el mismísimo nieto de Napoleón lo recibe cono honores, aún habiendo sido su enemigo, en función del respeto que le inspiraba (dicen algunos) su patriotismo. En París hay una estación de Subte que hasta los 50 se llamó "Vuelta de Obligado" y que ahora se llama "Argentina". Acá los trenes se llaman Roca, Sarmiento, Mitre... que se le va a hacer.

Un día peronista para guardar en el corazón.

PD: gracias Besuzzo por hacernos acordar.

10 comentarios /:

natanael amenábar dijo...

Ya entonces estaba la gente de Quebracho, al final son anteriores a todo.

Eduardo dijo...

Paradójicamente,en las baterías argentinas,hubo un héroe de apellido Alsogaray(les suena),quien tendría como descendientes cipayos , como un tal Alvaro y su hija María Julia ....

diego dijo...

este año estuve en ese lugar donde se libró la batalla y es increible como no hay un museo, un gran monumento, nada. Solo una placas bastante deterioradas. Esta bien, es cierto, el pueblito es bastante chiquito y sin atractivos, pero algo mas respetuoso y representativo tendría que tener. abrazo

Jean Paul dijo...

festejo por el único blog no gorila de internet.
Festejo por la memoria.
No soy peronista, pero soy de RACING que es casi lo mismo. Saludos a delfin.

Andrés el Viejo dijo...

Comparto el recuerdo de la Vuelta de Obligado.
Saludos

Anónimo dijo...

Y en el blog de Besuzzo está el video del uruguayo Zitarrosa cantando "La Vuelta de Obligado", con tres guitarristas...¡sublime!

Jóvenes Cacharienses dijo...

Bueno, no se si vale el dato... pero "por lo menos" se recuerda este hecho en el billete de $20.
Lo malo que en el $100 esta el genocida Roca, pero bueh.

abbas cucaniensis dijo...

Salute, cari amici e compagni:
Vamos a ver un poco. Mansilla (Lucio Norberto) supo ser, en sus buenos tiempos, agente de la intervención de Buenos Aires contra el entrerriano Ramírez (ergo, contra Artigas, en esos momentos). La Vuelta de Obligado borra ese "pecado"? La gesta de la batalla fue reconocida aun por unitarios recalcitrantes (Alberdi, por ejemplo).
Los nombres de las líneas ferroviarias (Roca, Mitre, Sarmiento, Urquiza, a más de San Martín y Belgrano) se los debemos al Gran Conductor que Nunca se Equivoca, que Jamás Olvida y que, por eso, Quería una PAtria GRande sin Excepciones Empezando por acá Nomás.
No les estará haciendo mal el batido de Pigna con yelo y limón?
(Ah, lo que los yonis querían era comerciar con el Paraguay de López, que había abierto recientemente sus fronteras al tráfico exterior).

Un día peronista dijo...

Estimado Abbas: con respecto al Señor Mansilla padre, el sólo hecho de haber sido herido en defensa de nuestra soberanía territorial lo hace merecedor de nuestro perdón, porque nosotros somos unos giles de cuarta que admiramos la valentía de las gestas nacionales y populares desde la humildad y la certeza de que nunca tocamos ni de afuera.

Allá Ud., no conocemos sus estándares y no sabemos si su bravura es comparable a la del Señor.

Igualmente, ante los argumentos que expresa, así también deberíamos negarle el perdón a Arturo Jauretche, y a unos cuantos más. En esa no nos vamos a anotar.

Por otro lado, "la gesta de la batalla" TUVO que ser reconocida por unitarios recalcitrantes. Notesé como una palabrita simple cambia sustancialmente el contenido de una sentencia.

En lo que respecta a la falibilidad del Conductor, touché.

Pero por eso en este blog nos manejamos con dogmas; aún cuando el Conductor se equivoca, Nunca se Equivoca. Para exponer sobre sus falencias, sobre sus desmemorias, o lo que sea -Ud. lo debe saber porque lo debe sufrir- sobran lugares y espacios, en todos los órdenes. No es este uno de ellos, sin perjuicio de que le reconocemos el golpe. Pero en un comentario, jamás en un post.

Por otro lado, conceder con la historiografía oficial un par de nombres a un par de ferrocarriles si yo me quedo con dos nombres de dos provincias argentinas -ahora que nos lo hace pensar- no parece un mal negocio (por supuesto, siempre que después no me anulen el contrato a punta de cañón).

Y Pigna, bueno, Pigna no es muy amigo de este blog...

Pero nosotros no sacamos chapa de eternautas, no se confunda. A nosotros nos gusta contar historias, no la Historia. Y contar historias a veces implica robarse héroes, así como los malos consagran a buenos ajenos como propios.

Es por eso que en estas efemérides, Alberdi es tan peronista como Dany Aiello.

Por lo demás, un caluroso saludo, y a la espera de más.

abbas cucaniensis dijo...

No, claro, mil perdones, cros.:
Estuve mal en traer a colación al coso ese de Pigna (que, para colmo de males, escribe en la Clarineta). Ni punto de comparación. Porque lo de este muchacho es flagelación masoquista (siempre fuimos corruptos, siempre fuimos vendepatrias, salvo, claro San Martín, tal vez Belgrano, sobte todo Buchardo y unos pocos que se salvan). Es fija que le da cosa lo de Mansilla por lo que les dije (como le daría cosa que el Chacho haya peleado con Lamadrid, o, mucho peor, lo de Chilavert, viejo unitario, dándose vuelta en Obligado y combatiendo por Rosas en Caseros).Yo, personalmente, creo (y esto me atrevo a decirlo sólo en el comentario) que el Líder tenía una idea de Patria que iba más allá de eso. Pero es lo ue creo y nada más. Y claro está que si un día aparecen (y vienen apareciendo, aunque no se note) los gringos por el repecho, ahí estaremos y nos veremos, estoy seguro.
Un abrazo justicialista y gracias por la atención, muchachos.