Related Posts with Thumbnails

30/7/08

Salen calentitas las camisetas

Un día como hoy pero de hace un rato se va haciendo más concreto aquéllo de que "El campo nacional y popular está mucho más vivo que hace un par de días. Se fueron los que se iban a terminar yendo tarde o temprano y ahora van a venir los que no estaban porque no se iban esos mercenarios. Ellos son todo lo que mostraron, nosotros somos todos los demás" .

Así no seguimos

Por Alberto J. Lapolla, Ana T. Lorenzo, Marcelo Arbit, siguen las firmas. *

Con dolor comunicamos al conjunto de nuestros compañeros de Proyecto Sur que así no seguimos. En agosto de 2007 contribuimos a crear este espacio como un intento de reconstrucción democrática y plural del campo nacional, popular, antiimperialista y latinoamericanista. Al inicio de la crisis agropecuaria, incidimos positivamente en una posición correcta de Proyecto Sur en el tema que, entre otras anteriores, se plasmó en la declaración consensuada del 17 de mayo. En ella se denunciaba al salvaje lockout agrario, a las grandes empresas exportadoras multinacionales, a los pools de siembra y sus arrendatarios, a los grandes terratenientes nativos y extranjeros. Se criticaba el proceso de sojización, la concentración de la propiedad, el trabajo en negro de los peones, la pérdida de chacareros y de productores pequeños. Se advertían los intentos desestabilizadores, tanto externos como internos, y se recordaba el nefasto papel cumplido por la SRA y CRA en todas las dictaduras. Hacíamos explícito también la necesidad de debatir democráticamente un Plan Nacional Agropecuario. Sin embargo, continuando el conflicto, la "mesa nacional" de Proyecto Sur, negando decisiones de varios distritos en contra del lockout y la desestabilización, se negó reiteradamente a aceptar que había en marcha un fuerte proceso de desestabilización política y de condicionamiento económico motorizado alrededor del conflicto desatado por la oligarquía terrateniente y sus socios, acompañados esta vez por las clases medias rurales y urbanas, los medios de comunicación, los partidos de la izquierda colonial y los políticos de derecha. (Ver solicitadas en PáginaI 12 del 25-06 y 16-07-08 y artículos en PáginaI12 del 12-07 y del 25-7-08.) Esto objetivamente colocaba a Proyecto Sur en una complicidad con el bloque reaccionario.

Fue imposible convencerlos de participar o apoyar, desde una posición independiente, alguna de las marchas donde convergimos los sectores populares en respaldo del gobierno legítimo contra el golpismo y los privilegios de los de siempre. A esos actos concurrimos espontáneamente muchos compañeros de Proyecto Sur, guiados por nuestra conciencia. Lo hicimos diferenciándonos, por supuesto, porque no somos kirchneristas; pero muchos de nosotros, cuando defendimos a Raúl Alfonsín en Semana Santa tampoco éramos alfonsinistas; pero entendíamos –al igual que ahora– que se trataba del destino de la nación y del respeto a la voluntad popular.
Si Proyecto Sur se hubiera posicionado en una actitud de respaldo al Gobierno, sin ocultar críticas ni diferencias, se hubiera llenado de prestigio, habría mostrado grandeza patriótica y habría ganado el respeto de la militancia e, incluso, de la izquierda kirchnerista. Sólo se necesitaba claridad de análisis, generosidad y amor a la patria y al pueblo. En lugar de ello, Proyecto Sur eligió criticar acerbamente al Gobierno –ignorando todas las concesiones realizadas por éste a la Federación Agraria–, desconocer el lockout y el desabastecimiento y colocarse en la vereda de enfrente. Peor aún: quienes invitamos en forma personal y colectiva a participar de las manifestaciones, pero sin utilizar el nombre de Proyecto Sur, fuimos duramente cuestionados por la "mesa nacional".
¿Cómo es posible que, cuando en la nación se desata un lockout patronal de cuatro meses, con todos los medios de comunicación del poder económico transmitiendo en cadena, con acciones simultáneas de desestabilización en Bolivia, Ecuador, Venezuela y Nicaragua, no se vea la mano del Imperio detrás? ¿O se cree que Thomas Shannon vino cinco veces a la Argentina, que Luciano Miguens viajó a los Estados Unidos, o que Duhalde se entrevistó con Uribe con fines de intercambio cultural? ¿Acaso la puesta en movimiento de la Cuarta Flota Imperial se destinará para fines turísticos? ¿No era atendible la razón desestabilizadora, cuando el propio comandante Hugo Chávez señalaba que "lo que está ocurriendo en Argentina es lo mismo que ha pasado en Venezuela, cuando se produjo el golpe de Estado"? ¿Es que Chávez miente o está siendo operado? ¿O se cree que la SRA, CRA y Carbap, integradas por funcionarios de todas las dictaduras, cómplices directos y beneficiarios del genocidio, sólo defienden los "intereses del campo"? ¿Cómo no se advierte que este nuevo y poderoso bloque está ahora posibilitado de condicionar cualquier medida, por tibia que sea, que afecte esos intereses?
La culminación de este proceso de abandono de las posturas iniciales de Proyecto Sur se produjo mediante el voto vergonzoso de Claudio Lozano, el único diputado nacional electo en nuestra representación. Votó en contra del proyecto de retenciones móviles y diferenciales, al que había apoyado en marzo cuando no incluía ninguna de las mejoras que la Federación Agraria reclamó. Mejoras obtenidas y que premiaban a los pequeños y medianos terratenientes pampeanos. Lozano intentó justificar su voto negativo con argumentos absurdos. Si las retenciones se cobran mal o se evaden, la solución no es eliminar las retenciones garantizando de esa manera la gigantesca ganancia del complejo oligárquico-sojero, sino corregirlas y hacer eficiente su cobranza.
La correcta denuncia de negociados era perfectamente compatible con un voto afirmativo hacia el único proyecto de retenciones móviles que estaba en discusión. Resulta inconcebible que se afirme que, "como el kirchnerismo no aceptó nuestro proyecto votamos en contra", confirmando el refrán tradicional respecto de que lo mejor es enemigo de lo bueno. Urquía, Reutemann, Romero y demás sojeros deben estar felices con el nuevo compañero de ruta.
Finalmente en su nombre Lozano terminó perjudicando a los pequeños y medianos productores sojeros a quienes decía defender que ahora no dispondrán de ninguna compensación. Lozano completó su lamentable rol a favor del bloque reaccionario asesorando a los senadores fueguinos para que cambiaran su voto, ayudando así a la SRA, a Duhalde, Bergoglio, Nosiglia, Macri, Menem, Reutemann, Romero, Barrionuevo, Carrió y Cobos, a voltear el proyecto oficial, consumando una parte del golpe destituyente. Por ello, resulta insólita la defensa a ultranza de ese voto que realiza hoy la "conducción" de Proyecto Sur. Su lamentable papel colocó a nuestra incipiente fuerza al lado de los sectores más reaccionarios del país. Cuando la situación política se polariza de tal manera, no hay lugar para neutralidad o medias tintas.
De esta manera, no seguimos en Proyecto Sur, pero ninguno de nosotros se retira a su casa a meditar. Por el contrario, nuestro compromiso militante y político con la causa del pueblo y de la patria es más alto que nunca, como lo hemos demostrado en estos días de profundo ataque de la derecha, donde por todos los medios a nuestro alcance hemos trabajado en función de denunciar los planes golpistas, de movilizar y de ayudar a la unidad de las fuerzas populares. La situación del país es grave, la derecha ha conseguido su más importante victoria después del gran triunfo popular del 19 y 20 de diciembre de 2001 e irá por más. De allí que creemos necesario construir colectiva, democrática y pluralmente el espacio que Proyecto Sur se negó a realizar.
Los campos han quedado nítidos. De un lado, están la derecha y sus lacayos. Del otro lado, se encuentra un conglomerado enorme de grupos y organizaciones, cuya mayor debilidad es la falta de unidad y organización. Queremos ayudar a concretar un poderoso movimiento social, cultural, político, transformador que alumbre una nueva etapa del movimiento de liberación nacional y social del pueblo argentino. Movimiento que se debe basar en la actualización de las banderas históricas del pueblo argentino: una patria justa, libre y soberana con una profunda democracia participativa y una fuerte distribución de la riqueza que elimine el hambre, la indigencia y la pobreza de nuestro suelo, recuperando para el Estado nacional las palancas principales de la economía, nuestros recursos naturales y estratégicos. Llamamos a los compañeros y compañeras de Proyecto Sur y de otras organizaciones populares que compartan estos anhelos a construir una herramienta representativa, plural, de unidad en la diversidad para continuar la gran patriada.

* Ignacio Nacho Ivancich, Fanny Martín, Jorge Paolini, Gabriel Rubinstein, Oscar Oriolo, Angel Aloatti, Nicolás Codesido, Juliana González, Guillermo Gómez, Compañeros Para la Liberación, 19 y 20 de diciembre en Proyecto Sur, siguen las firmas.

14 comentarios /:

ManuK dijo...

Qué mentira que era eso del Movimiento Sur... Se nota que Pino se acostumbró a que lo usen de forro como lo hizo El Chacho en la constitución del 94, y se lo vuelve a hacer ahora De Gennaro.

elestigma dijo...

Ya es cumpa Lapolla?

Es un pedazo de cuadro... mal no vendría.

Pino se piensa que César y Mónica lo van a seguir tratando como a un prócer cuando las encuestas le empiecen a dar (si es que eso sucede) arriba del 10%.Quiere hacer política sin política. Lógico, es un cineasta.

nanolefou dijo...

Me siento totalmente identificado con la postura: yo voté al susodicho proyectito, convencido de que apoyaba lo mejor de nuestro campo popular en las elecciones pasadas, y me he visto golpeado y ofendido por la vergonzante posición de Lozano.
Comportándose como los mas nefastos exponentes de nuestra izquierda vernácula pajera, haciéndole el juego a la derecha histórica ultraconocida y siempre con mucho olfato histórico para estar en la vereda equivocada en el momento equivocado.
Cuando las cosas está mansas los hombres emiten discursos terminantes y radicales, pero cuando las papas queman se ponen en principistas y divagan, para terminar meando afuera del tarro. ¿Se suponen mas atentamente oídos y comprendidos por las caceroleras de Palermo o por la SRA y la CRA, que por los sectores del campo popular que apoyamos este proceso político, aún cuando admitimos miles de defectos y anhelamos infinidad de cambios? ¿Esperan, de la mano de quien sabe quien, consolidar su proyectito liberal y pedorro, ínfimo, votando en contra de millones de argentinos que apoyamos al gobierno CON MUCHA MAS CRITICA que la que ellos proponen?

Proyecto Sur, Efecto Norte

Esteban dijo...

Excelente documento, es increíble esa "lógica" de ciertos "progresistas" de no querer quedar pegados al gobierno, y entonces quedar pegados y jugar para la Sociedad Rural, en defenitiva, muchos de ellos ya han pasado a la vereda del frente, y no sé si se sale, su papel es lamentable: legitimar el régimen por izquierda.

Lucas Carrasco dijo...

hoy leí los comentarios -donde lo cagan a palos- en el blog de Lozano.
Igualmente, lo que por ahí se suma, no es todo, incluso creo que eso es un efecto colateral de la posra que tomó la izquierda académica, en buena hora.
Saludos.

Auca dijo...

Estoy decepcionado por el voto de Lozano y su opereta en Tierra del Fuego para que sus diputados voten en contra de las retenciones. Triste por Pino, que por no ser por el canal Encuentro sus documentales eran vistos por un grupito de personas, por los "compañeros" que en aspiraciones personales traicionan al pueblo, Si, TRAICIÓN.
Pero con alegría porque los que se decían nacional y popular han sincerizado su postura, y porque los que nos sentimos parte del gran movimiento nacional, popular y revolucionario nos estamos juntando para profundizar el modelo peronista.
Así me siento, contradictorio, pero seguro del apoyo a este gobierno.
p
V

florencia dijo...

Mañana Alberto Lapolla, Ana Lorenzo y demás darán una conferencia de prensa en el Bauen a las 16.00 para explicar su posición.

matilda dijo...

triste (bronca, encono, incredulidad) q se haya perdido una banca

que triste es la falta de proyectos superadores del kirchnerismo, no? esta era una oportunidad, y no solo se perdió, fueron 20 casilleros p atras

V

María Sin dijo...

como dijo hoy cfk, es notable y positivo poder ver el blanco sobre negro(o negro sobre blanco, como mas les guste)...
sin embargo, lo que me asusta es el alza de lo monocromático.
así pues: está bien que nos alegre?
sentimiento encontrados, o desencontrados.
atte., de lo de maria.-

Norber dijo...

Queridos autores: Desde las profundidades mismas del pueblo ciberperonista esperamos la exaltación del día peronista en que la Argentina ha vuelto a gravar la renta financiera. Abrazo. Norber

Anónimo dijo...

Que lástima lo de Pino, es un compañero, pero es imperdonable. Lo de LOzano verguenza. Mucha gente ya nos los votará nunca más.

Sil dijo...

tarde pero seguro. bienvenidos compañeros. ahora a hacer fila!!

jamas esclavos dijo...

Buendia Peronista.
La verdad que es una lastima como fué cambiando su pocisión el Compañero(así lo considero) Pino Solana,y lo personalizo porque estos intentos de construcción en torno a un personaje,terminan siempre en un grupo de adulones arrastrados por las desiciones caprichosas de su idolo.Hay que leer más Conducción Politica de Peron.Se puede ser un muy buen director de cine pero...

Hector dijo...

Que barbaro
Sigan haciendo los nabos con la gran estafa de los ultimos tiempos de parte de las cerealeras al Estado.
USTEDES SON LOS GRANDES TRAIDORES A LA PATRIA, no Pino.