Related Posts with Thumbnails

22/11/07

Caña seca y un milico

Un día como hoy pero de 1974 cae en combate el “Caña” Rodolfo Rey, mientras sostenía un enfrentamiento con cuatro policías. Tenía 21 años, estaba casado, desde los 15 lucía orgulloso el escudo de la estrella federal. No se destacaba por hablar mucho, pero tenía la virtud de sintetizar en pocas palabras y decir lo preciso. Había participado del Operativo Dorrego. El último 17 de octubre lo había pasado en la cárcel cuando lo detuvieron “moviendo” un coche para un importante operativo (ya había estado adentro por haber participado en una Misa de Homenaje a los caídos en Trelew). Mientras lo interrogaban, el Caña sabía que no iba a hablar. Lo único que le habían encontrado era un papelito que decía Unidad Básica Mariano Pujadas y del lado de atrás del papel tenía un número telefónico que podía comprometer a otra gente. Entonces puso en marcha su plan, así que simuló un violento ataque de epilepsia, midió la distancia hasta la mesa donde estaba el papel y se hizo el que se caía, justo arriba de la mesa. Estaba esposado, pero en medio de su ataque pudo agarrar el papel con la boca y se lo tragó. Luego recordaría que mientras lo trompeaban solo pensaba en no volver a caerse, porque sabía que las patadas le iban a doler más que las piñas. Escribió una carta dos meses antes de morir.

“A mi compañera: vos sabes que nada tiene sentido si esto no lo hacemos, que el amor que los dos sentimos está dirigido a un pueblo, a una causa, que si así no fuera esto sería una cosa egoísta y sin sentido. Lamento no haber tenido pibes, cosa que me gusta mucho, pero pensá que son los de todos nuestros compañeros, porque acá no hay fronteras, todas las cosas que son verdaderas te pertenecen. Yo se que algún día vamos a lograrlo y podremos vivir en paz, porque construiremos ese mundo que tantos compañeros añoraron, y que soñamos nosotros tantas veces.
A mis compañeros: Nosotros, compañeros, somos la única salida. Acá la cosa se queda igual por mucho tiempo si nos destruyen (y eso es grave), pero no va a ser así. No nos podrán reventar. Quizá morimos muchos, pero no todos.”
Al Caña lo matan a traición, mientras combatía, cuando de atrás aparece de civil un oficial que vivía en un local y a quemarropa le dispara por la espalda. El Caña cae al suelo todavía vivo, cuando uno de los policías se le acerca y lo remata en el suelo.
El General Perón dijo “la vida es lucha y el que renuncia a la lucha renuncia a la vida”. El Caña no renunció a la lucha. Por eso en este día peronista, el Caña vive.

Efeméride aportada por una compañera de Un Día Peronista.

7 comentarios /:

El Tartucho dijo...

Estimado Santucho,

Soy su amigo El Tartucho, hay algo que no me cierra en el relatato y me gustaría que me lo explicara ya que ud. y su compañero son entendidos en esto de la historia peronista. Básicamente lo que sucede es que no me cuajan algunos datos y sus correlaciones con este site. Esta efeméride menciona a un tal Rodolfo Rey (a quién honestamente yo no concía) quien aparentemente "luchaba" por el pueblo. De la misma fuente se desprende que este individuo fue asesinado por la policía, hecho despreciable por cierto, el día 22-11-1974. Ahora bien, mi duda recide en que por esos días el gobierno argentino estaba presidido por la Presidenta Maria Estela Martinez de Perón. Es decir que se puede deducir que el peronismo estaba en el poder, constitucional y democráticamente, a la fecha de tal desafortunado crimen. Entiendo que los que siempre se endilgaron el mote de "luchadores" del pueblo, lo hacían porque estaban en contra de quien en ese momento poseían el poder gubernamental y los valores que engendraban. Si hasta aquí el proceso deductivo que trato de llevar acabo no posee ningún tipo de falencias o errores de concepción, este señor Rey, alias Caña, "luchaba" por deponer un gobierno peronista. Y aquí reside el fundamento de mi perplejidad al ver que se celebra como undiaperonista, el triste fallecimiento de quien "luchaba" contra un gobierno peronista.
Seguramente, esta duda radica en mi desconocimiento de ciertas cuestiones complejas del tipo "las cosasnosonloqueparecen", es por eso que le imploro que aporte una aclaración al tema.

Desde ya le agradesco la atención y lo felicito por el site.

Un abrazo para usted y su correligionario.

El Tartucho.

Un Día Peronista dijo...

Estimadísimo amigo Tartucho: la lógica que ofrece es implacable. El compañero Caña estaba, sin dudas, luchando contra un gobierno constitucional y peronista, por lo menos así lo era en los papeles. La cuestión es sumamente compleja y las verdades que aquí ofrecemos no son verdades en términos kantianos, son verdades un poco más ideológicas. En principio cabría refutar una idea que expuso Ud. muy inteligentemente, y que es esa en que Ud. nos dice que celebramos esto como un día peronista. El título del blog hace a la relación que existe entre la famosa frase popular que se dice mucho en días soleados, y un blog de efemérides peronistas, es decir, un blog que relata días peronistas, buenos, y malos. Sabrá si revisa el archivo de este pasquín que no todo lo que se publica aquí son celebraciones. Muy por el contrario, este blog es, en pocas líneas, la crónica de una gran derrota. Todas las fechas caminan hacia una gran derrota.
El episodio que esta efemérides relata es un gran ejemplo de eso. Las contradicciones que Ud. rescata son tales. Muerto el Gral. Perón, esas contradicciones se recrudecen. Tal es así es que al amigo Rey lo matan, por la espalda, a quemarropa, en pleno gobierno "constitucional y peronista". Sabrá también Tartucho, a quien conozco y aprecio, ávido lector de varias cosas como el que le contesta, que ese gobierno "constitucional y peronista" estaba un poquito, aunque sea un poquito -me lo tiene que reconocer- infiltrado por unos señores que después se harían cargo de los destinos del país durante ocho años, señores que -me lo tiene que reconocer- fueron los que coronan esa gran derrota que aquí se relata, que es la derrota del pueblo de nuestro país, no otra.
Al respecto me viene al pelo algo que tuve que decir, en otras circunstancias, hace pocos días. La gran derrota nos hace a nosotros los peronistas culpables de no haberla transformado en conquista. El señor Arturo Jauretche, guía espiritual de este pasquín, ha sabido teorízar, incluso antes de que sucediera lo que sucedió en el seno del Teatro de la Historia Peronista, el problema del gran fracaso del proceso de liberación nacional peronista. Es así que, en una entrevista realizada el mismo año en que muere Rey (y él) cuestiona a la juventud el camino elegido de la confrontación. Cuestiona a la juventud porque prefiere a la juventud, asi era ese viejo que cuestionaba a Perón y lo trataban de traidor, pero que nunca se bajó del barco. Y les decía, a esos pibes, que la consigna del "Socialismo Nacional" estaba mal elegida. Con tono socarrón y medio en joda dice que el prefiere el "Nacional Socialismo". Por supuesto, advierte que la connotación negativa es insalvable, pero que se le puede buscar una vuelta. Pero el mensaje que quiere enviar es que primero hay que preocuparse por la liberación nacional, y una vez lograda, pelearnos (entre nosotros, y no contra otros) que tipo de país queremos tener, si "socialista nacional" o "capitalista nacional". Por eso, Jauretche decía, primero "Nacional", después "Socialista". Así es que, al contrario de lo que aconsejaba el Gran Maestro que Nos Explicó Nuestro País, las contradicciones dentro del movimiento se agudizaron en términos de "derecha e izquierda", en vez de ir todos juntos, "los nacionales", contra los poderes foráneos. Entonces, los mas zurdos matan a Rucci, los mas derechosos se cargan a Ortega Peña, en fin, nos empezamos a hacer mierda. Debilitado el peronismo, vienen los señores infiltrados de los que te hablaba y nos matan a los mejores, de todos los colores. El 90 por ciento de los muertos de la dictadura, por el contrario de lo que suele creerse, son trabajadores sindicalizados. Es un dato que ilustra mucho.
En fin, eso pensaba Jauretche, y no le erraba. Ahora, estimadísimo Sr. Tartucho, si Ud. pretende que desde aquí puede obtener respuestas a los Grandes Enigmas del Movimiento que todo lo Mueve, esta perdido. Nosotros somos solo fieles, ni siquiera versados, en esta La Gran Religión de las Alpargatas. Responder a su pregunta equivale a que Ratzinger le responda por que si Dios nos ama nos mandó el diluvio o a la Gorda Carrió. Algo le va a decir. Algo le va a contestar. Pero en el fondo, Ud. sabe, es chamuyo, por que Ratzinger, y los Autores, estamos en esto por una cuestión de Fe.
Un saludo,
Pastoruti

El Tartucho dijo...

Estimado Pastorino,

Es usted un peronista de pura cepa. He pensado largo y tendido en esbozar algún tipo de retruco a su contestación, y más allá de que lo haya, creo que ante tan estupenda respuesta sería algo nimio e intrascendente adentrarnos en cuestiones profundas en donde cada uno seguramente tiene visiones desiguales. Dejemos que su explicación quede en los anales de este pasquín para que los profanos como yo encuentren algún tipo de entendimiento a su fe.

Desde ya le agradezco el esfuerzo, y le envío un fuerte abrazo.

El Tartucho.

PD. Me gustaría aclarar que yo también hubiera estado en disconformidad con el gobierno de Isabel, como lo he estado de todos los que vinieron después. Sin excepción alguna.
Prometo leer a Jauretche.

Patucho dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pipe dijo...

dos comentarios:
por un lado, por donde yo lo veo ser peronista es pelearse con otro peronista. Un dia peronista es un día soleado, un dia que amanece sobre las ruinas y la sangre del fratricidio peronista. Y esto no es de los 70, sino desde al comienzo mismo del Movimiento (las internas con el Partido Laborista, en el mismo Partido, en la CGT, entre las ramas del movimiento, entre peronistas sin Perón y los peronistas de Pie Junto a Perón). Con lo cual un peronista luchando por y con el pueblo contra un gobierno peronista es una contradicción puramente lógica y teórica, pero no histórica. Me gustaría poner en duda la tesis de los infiltrados que los autores de este blog sostienen. es una tesis poco feliz. es cierto como dice el Perro en su investigacion de Ezeiza, los oligarcas en el 55 querian ganarle AL peronismo, en el 73 querian ganar EL peronismo, con lo cual se metieron en el movimiento para usarlo para sus fines espúreos. Ahora, la teoria de la conspiración funciona para los del PC, los troskos y el código da vinci. la verdad de la milanesa es que se apoyaron en una base existente en el movimiento peronista, con sus valores, codigos e intereses, que poco tienen de infiltrados y mucho de peronistas. Este complejo de peronistas e infiltrados se enfrentaron con otros que de peronistas tambien tenian mucho y bien. Lo que pasa es que al calor de la batalla, la binomio peronista Naiconal - Popular fue dividiendose cada vez mas, valorizando unos lo Nacional y otros lo Popular.
y esto me lleva al segundo comentario sobre la consigna primero nacionales y luego socialistas: las clases dominantes de aca, los oligarcas, no son mas que correas de transmisión de los oligarcas de afuera. defender a fortabar o macri, a azcevedo o born, no es nacional, porque ellos estan contra el interes de la nación, que no es otra que el pueblo todo y su clase trabajadora. la burguesia nacional en estos tiempos demostro que no existe, que no apuesta a un proyecto de desarrollo nacional que mejore la calidad de vida de todos los argentinos. la unica forma de ser nacional es defender los intereses del pueblo todo, celestino rodrigo demostro claramente que poco habia de ese interes en el plan de gobierno del peronismo-nacional en el poder y que perseguía al peronismo-popular. perseguía los intereses de esas clases dominantes vernáculas, los oligarcas, que son los primeros agentes del imperialismo. son cipayos en el sentido mas puro del termino, soldados indios peleando a favor de los ingleses. estos son "argentinos" contra los intereses de los argentinos. luchar contra ellos no es ser privilegiar al socialismo sobre lo nacional.
yo creo que el error paso por no escuchar a un luchador popular y teorico ejemplar como Carlos Olmedo de las FAR "Los fierros pesan pero no piensan". La violencia es una herramienta de la politica, una tactica no una estrategia. Si se habia conformado un frente de masas que habia podido disputar poder seriamente por las vias publicas ¿que necesidad de pasar a la clandestinidad dejando en banda a miles de militantes? Fue un militarismo ingenuo, con poca vision politica estrategica en mi opinion el problema, no privilegiar el socialismo por sobre lo nacional. a mi no me importa ser o no socialista, solo el bienestar del pueblo todo. si es es ser socialista, entonces lo sere, pero como medio, no como fin en si mismo. si la unica forma de defender los intereses de la nacion y de todo el pueblo es ir contra las oligarquias socias de las clases dominantes internacionales, y eso implica que la unica forma de ser nacional es ser socialista, entonces sere socialista. pero lo mas importante es que nunca dejare de ser peronista. de hecho, si soy socialista es por ser primero peronista.

pipe dijo...

acabo de leer mi comentario anterior, y suena un tanto bardero
el blog esta pipi cucu, no malentiendan por favor
un abrazo peronista

Un Día Peronista dijo...

¡Naturalmente!