Related Posts with Thumbnails

22/6/07

Los culos mojados son peronistas felices

Un día como hoy pero de 1918 nevó en Buenos Aires. Ese día todos los porteños disfrutaron del insólito acontecimiento que pintó la ciudad de blanco resbalándose y arrojándose bolas de nieve cual niños. La algarabía y emoción que desbordó a miles de porteños humildes y trabajadores provocó la ira de los cogotudos de Barrio Norte ya que sus modales "bien" y "afrancesados" no les permitían desinhibirse y lanzar una buena bola de nieve al primer logi que se cruzara. Los culos mojados por los resbalones, eran tomados por la gente bien, como un insulto a las buenas costumbres. Su resentimiento los llevó a acusar al gobierno "demagogo y populista" de Yrigoyen de "organizar este tipo de espectáculos para entretener burdamente a la chusma". Como siempre, los gorilones, llenos de resentimiento, no pueden soportar la felicidad del pueblo. Sin duda, otro día peronista.

6 comentarios /:

Deben sé lo gorila, deben sé dijo...

No debe haber habido tanto jolgorio ese día en los sectores populares. Cuenta un viejo luchador de Avellaneda, don Aníbal Villaflor, que el frío era tal que en el frigorífico en que trabajaba, hasta los capataces, habitualmente insensibles, se condolieron de las criaturas que como el cumplían funciones en ese establecimiento. Les permitieron abandonar el trabajo para tratar de buscar en sus humildes hogares algo de amparo a las duras condiciones climatológicas. Villaflor recordaba que así y todo, uno de los pibes, "el negrito" en su evocación, fallecío a causa del frío.

Un Día Peronista dijo...

Suponemos que te habrás dado cuenta de que esta, como varias de las anécdotas, son inventadas. Por las dudas, para los que necesitan un "justificación teórica" de semejante falta de respeto a la "historia verdadera" escribimos "Qué es esto". Más allá, y como suponemos que tu comentario es un aporte, suponemos también que ejercitás la misma "batalla mediática" para recordar a los más de 20 argentinos que también murieron a causa del frío estas dos últimas semanas. Y eso que no nevó. De todas formas, por ahí tenés razón, y ese día ningún trabajador sintió alegría de ver nieve por primera y única vez en su vida. Pero, por ahí no tenés razón. Nuestras fuentes nos informan que ese día, en un frigorífico de Avellaneda pasó otra cosa diferente. Parece que el pueblo, después de disfrutar y agotado por tanta algarabía, concurrió masivamente al frigorífico para descansar y tomar unos mates porque se corrió la bola de que en la cámara frigorífica "se estaba más calentito que afuera". Los gorilas de los capataces, resentidos y egoístas, cortaron la luz y les abrieron las puertas, no por condescendencia, sino para que la cámara se enfríe por la temperatura ambiente. Capataces malos, malos. La historia de "los sectores populares" no es la misma historia que la historia del pueblo.

elcuervo dijo...

¿ustedes son o se hacen? La verdad que los leo y no los creo. O mejor sí, cada vez me convenzo que el Gran Lama me encauzó por el camino correcto al hacerme luterano, alfonsinista, hincha del gran San Lorenzo de Almagro, de Lanny Hanglin y de Frank Sinatra. Otra cosa:ningún capataz es malo, lo hacen malo los negros desagradecidos. Sobre todo esos de Avellaneda que eran peronistas cuando todavía Perón no era Perón sino que era el teniente Perón que andaba reprimiendo negros en la Forestal de Villa Guillermina

Un Día Peronista dijo...

cuervo, sos un botón...

elcuervo dijo...

Cuervo...sos un botón
cuervo sos un botón
...un botón...un botoooooón
un botanazo
cuervo sos un botón
cuervo sos un botón
...un botón...un botoooooón
un botanazo
cuervo sos un botón
!Que botón que sos cuervón!

Hermanos que temazo!!!! Se los Paso a Los Palmeras. Del bombón asesino al cuervo citadino. !AGUANTE SADAIC!

Bertoldi dijo...

La nieve es un invento de la oligarquía para que los cabecitas no la puedan disfrutar sin cagarse bien de frio.