Related Posts with Thumbnails

28/9/11

Un lugar en el mundo (Troskópolis)

Un día como hoy pero de 1973, en plena primavera y con el Movimiento brutalmente convulsionado por el intensivo devenir de los acontecimientos, vuelve a reflotarse aquel gran proyecto de crear un Estado Peronista en la ciudad de La Matanza, y junto a él, aggiornados los compañeros a los tiempos que corren, una nueva iniciativa para enfrentar la problemática que implica la cada vez más difícil convivencia con el troskismo vernáculo.

Una nueva comisión, esta vez bipartita, en un ensayo inédito de convivencia política, reúne en una oscura oficina del Congreso de la Nación a 4 cuadros del neuroperonismo y 4 del troskismo capitalino. El objetivo común: generar un Estado Troskista en territorio argentino. El objetivo peronista: demostrar que la utopía troska es imposible. El objetivo trosko: derrotar definitivamente al bonapartismo peronacho y hacer la revolución.

Los hombres cranean durante horas tratando de tomar la primera decisión, la más importante: dónde se va a establecer el Estado Troskista. Deciden, tras haber fumado 26 paquetes de 43/70, por el pueblo Asamblea, en Pcia. de Buenos Aires. El lugar es elegido estrictamente en función de que comparte su nombre con la institución política troskista por excelencia.

El experimento se concreta. Asamblea promete ser un paraíso troskista: cada dirigente tiene derecho a tener dos o tres obreros a quienes dirigir, las asambleas se hacen todo el tiempo en todas las esquinas, Asignación Universal de Centros para que todo niño tenga un centro de estudiantes para presidir, Programa Más y Mejor Megáfono para que la militante que usualmente usa el megáfono arriba del camioncito en las marchas luzca su belleza y compromiso revolucionario, en las peluquerías reemplazan las revistas Caras por la lectura oligatoria de "La Revolución Permanente", se mejora la consigna "un Estudiante, un Voto" por "Un habitante, una Fracción", la sede de la intendencia es convertida en una Facultad de Sociología, su órgano de gobierno, un consejo directivo de 16 integrantes, está conformado por 16 monobloques.

Todo marcha bien por algunos meses aunque pronto se empiezan a percibir los primeros problemas. Una profunda depresión invade a gran parte de los habitantes. La causa: no hay ni un peronista al que echarle la culpa de que la revolución todavía no se hizo.

Éxodo masivo, de vuelta a la capital, para transitar nuevamente el duro y ominoso camino de la proscripción. Es decir, de la falta de votos.

5 comentarios /:

damianivanoff dijo...

Excelente como siempre!!!


"Qué hacen dos troskos en una isla?

- Una zanja y dos países..."

Fede dijo...

y que pasaria entonces con mi facultad (filo y letras de la UBA)... osea entiendo, los troskos se van y en el interin hasta que vuelven que ocurriria? porque todos sabemos que no podrian ir todos juntos (previamente se dividirian en los que consideran burgues y reaccionario generar un estado y los que lo consideran necesario)...

Omar dijo...

Buen comienzo para un ensayo, cuento o novela utópica al estilo 1984 de Orwell o la Utopía de Tomás Moro pero centrandose en la descripción de un gobierno o estado con un gobierno trotskista o en revolución permanente. Creo que más allá de los lugares comunes y el impecable humor estoy de acuerdo...o no...esperen porque ya mi cerebro se dividió en varias partes y hay dictamen de mayoría y minoría. Pregunta ¿Que haría un trosko solo en una isla?

SuperLumpenproletariat dijo...

¿La Burguesía NO es homogénea?


Están los Parásitos que si bien se aprovechan de La INJUSTICIA que supone la "División del Trabajo", la especulación con la intermediación, etc., al menos sienten alguna vergüenza por su condición y tratan de paliar en algo las desigualdades; y por otro lado están los Parásitos más patológicos que ni siquiera Vergüenza pueden sentir. Es lo que yo llamo "BURGUESIA REBELDE" Y "BURGUESIA RECALCITRANTE", respectivamente.

El Lumpenproletariado no cuenta como Sujeto Político (sino como "OBJETO", o masa peronista), ya que no dispone de fuerzas más que para intentar mal-subsistir día a día a duras penas.


Por eso digo que sólo La Burguesía apenas "rebelde" puede oponer resistencia efectiva al Populismo Fascistoide imperante en la republiqueta bananera. Es la que al menos puede impugnar la "cacería de comunistas", aún después del incendio del Reichstag.


La Fiscalía, de nuevo, descansa.

© S.L.P.
01:35 a.m. 30/09/2013
——————————————————————

SuperLumpenproletariat dijo...

No cabe duda de que el "trotskismo" tiene sus bemoles... el primero de ellos el llamado "entrismo"...(al peronismo) impulsado ¿aún? por aquellos que seguramente malinterpretaron a Lenin, Trotsky y Mao.

¡Hace rato que se necesita el "salir-rajandismo"!