Related Posts with Thumbnails

8/4/08

Los muchachos periodistas 2...

Un día como hoy que fue hoy pero que bien podría haber sido ayer o en 1949, los llorones de ADEPA publican una nueva solicitada (no sabemos por qué la elección de ese método, si son dueños de todos los diarios) en la que dan lástima una vez más al poner de manifiesto la desmesurada mediocridad e hipocresía que detentan los representados de tal entidad representante. Ahora dicen que el Observatorio de Discriminación en los Medios es un atentado contra la libertad de prensa. Los Autores están muy enojados con los medios: ellos hablan constantemente de la soberbia peronista pero no son capaces de la más mínima autocrítica. Acá tienen una declaración muy pedorra de principios, encabezada por el siguiente:
1) afirmar la tradición espiritual del periodismo argentino y velar por el fiel cumplimiento de las normas éticas de la actividad periodística;
No le hacen ningún honor. En la notita que publican, dicen que "en su diversidad, la prensa argentina ha dado sobradas muestras de ecuanimidad, objetividad y equidistancia pudiendo exhibir una trayectoria democrática que, en muchos casos, abarca las vicisitudes patrias a lo largo de más de un siglo". Siendo el único "poder" que no ha hecho autocrítica al respecto de su actuación durante la última dictadura militar argentina, resulta difícil hacer esa afirmación sin ser un caradura o bien un hijo de puta, con perdón de la madre del escribiente, pues el lo debe ser a mérito propio. También dicen que "el gobierno parece haber elegido a los medios de prensa como enemigos a vencer. Una mirada suspicaz le hace ver conspiraciones por todas partes y creer que la cobertura periodística de los fenómenos sociales encubre fines de alteración del sistema institucional" Así, los "profesionales" más mediocres de Argentina consideran que la libertad de prensa los ampara no ya sólo para decir idioteces, estupideces, falsedades, mentiras, inclusive para manifestar constantemente una profunda ignorancia al respecto de absolutamente todo, sino que además la libertad de prensa les sirve para delinquir. Señores periodistas: discriminar es un delito. Uds. hicieron una cobertura clasista, racista y absolutamente retrógrada del conflicto político-económico acontecido tan sólo una semana atrás. El pueblo les implora que se hagan cargo: los abogados, garcas si los hay, tienen sus colegios con sus matriculas, con sus procedimientos para castigar a sus colegiados. También los economistas, los contadores, los médicos. Conviértanse en una profesión en serio, reconozcan que tienen una troupe de movileros hechos de cartón, algún que otro nazi con micrófono -en especial la movilera gorila de TN-, tipos que defienden lo indefendible, periodistas absolutamente gorilas y antipueblo, etc... Y sancionen. No la jueguen de perseguidos, se la mandaron. Y si no sancionan a dos o tres giles, a algún periodista, a algún que otro productor... Si Uds. mismos no "inhabilitan" a estos impresentables, no se hagan los perseguidos. Si Uds. protegen corporativamente a quienes faltan a la ética periodística, entonces es verdad: son la corporación que todo el mundo sabe que son, operan políticamente, mienten y se cagan en la verdad y en su pueblo. Y bueno, si son todo eso, a bancarselá cuando se las devolvamos.

PD: Los Autores volverán, paulatinamente, a las efémerides de ayer y de hoy.

13 comentarios /:

Niceforo dijo...

Visitá y comentate algo en:

http://niceforovive.blogspot.com/

NUEVO BLOG

juan domingo dijo...

Hola muchachos peronistas. La verdad no puedo hacer otra cosa que coicidir con vuestra opinion.
La cobertura mediatica del conflicto cayo en todos y cada uno de los lugares comunes del antiperonismo. Los denominados (por ellos mismos) "periodistas serios" han mostrado la hilacha sin disimulo y no dudaron en ocultar su preferencia por el campo, pero como no podian gritar a viva voz sus preferencias llevaban a sus programas ¿politicos? a toda la oposicion que mostro un repertorio de frases de dudosa calidad democratica, desestabilizadoras y golpistas.

Anónimo dijo...

Excelente artículo!. Me lo voy a copiar para recordarlo bien.
Me encantó la "tapa" del cornetita!.
Les dejo algunos links alegóricos:
http://www.youtube.com/watch?v=kaeXMJ7f0Bs
http://www.youtube.com/watch?v=Rj8S6evcXaQ
http://www.youtube.com/watch?v=fEaFEBO4VV0
http://www.youtube.com/watch?v=ZZXO32a-AiM
Ya los incluí como Blog Amigo!

Saludos,

Jovenes Cacharienses

Johny Walker Cooke dijo...

Ahora compañeros, de que nos quejamos? Hace cuanto que escuchamos que hay que cambiar la ley de radiodifusion de la dictadura? le entrega los medios a grandes grupos economicos con sus intereses politicos. Que esperamos? que se la coman calladitos?.
Los mismo con schiaretti. en su momento habia que bancarlo a juez. se lo banco a schiaretti y ahora juez se va con las señoras gordas pro campo mientras schiaretti no entiende que esta es una discusion de proyecto de desarrollo y se hace el pelotudo (que es la mascara que usan los hijos de puta).
con macri no paso lo mismo? por una cagada de alberto no se le entrego la ciudad en bandeja?
cual es la estrategia de poder entonces? esta es una discusion hacia adentro desde ya. los peronistas sabemos bien que una disputa interna es fundamental, sino nos cagan, nos dejan afuera, ellos cortan el salame y asi nos va despues a todos. hace cuanto que tipoz como zaiat bienen alertando sobre la concentracion de la tierra? y ahora, cuando no hicimos nada para limarles el poder, nos quejamos cuando nos pegan un apriete. digo, es para pensar.
un abrazo

Un Día Peronista dijo...

Niceforo: visitado y muy bueno.
Juan Domingo: muchas gracias.
Anónimo: muy lindo todo.
Cooke: no se equivoque compañero, nosotros siempre nos quejamos, no de ahora... y si no, fijesé: http://undiaperonista.blogspot.com/2007/06/no-es-un-da-peronista.html
Hay que leer entre líneas.
Un Saludo Argentino y Peronista
Los Autores

Cro. Framini dijo...

Cros. No hace falta que nos envíen un saludo "Argentino y Peronista", ya que todos sabemos que para ser Argentino no hay forma distinta del Peronismo; porque, como dijera la Cra. Sta. María Eva Duarte de Perón, ser Peronista, con la oligarquía al acecho, no es un derecho sino una obligación.


En otro orden de cosas, exijo ya mismo un post sobre el autor Triniteño, cipayo del imperialismo inglés, V.S (1) Naipaul, que en su libro "El Retorno de Eva Perón", trata en reiteradas ocasiones al Gobierno Nacional y Popular de dictadura.

(1)su nombre es: Vidiathar Surajprasad. Sin embargo, el V.S lo pinta tal cual es: un contrera de aquellos.

Rene El delfin dijo...

Simplemente recordemos que "El gran diario argentino" fue creado para apoyar a la "Union Democratica". Los comentarios de J.W Cooke me parecen muy acertados este "peronismo K" es muy liviano, hay que laburar con las bases, nacionalizar el petroleo el comercio exterior, etc.
Saludos.

fabricio dijo...

El cuento de la libertad de prensa
Juan D. Peron

En el mundo hay sólo dos grandes cadenas de diarios, revistas y órganos publicitarios diversos: las que responden a la tendencia occidental, dirigidos, manejados y financiados desde la Sociedad Interamericana de Prensa (S.I.P.) con sede en Nueva York, y los diarios rusos que funcionan detrás de la cortina europea y la cortina asiática. Los rusos manejan todo desde Moscú por órganos oficiales de la propaganda. Los occidentales, en cambio, simulan hacerlo con empresas privadas, de acuerdo con los principios que simulan sostener pero, los perros son los mismos, aunque varíen los collares. Escapan a estas agrupaciones regimentadas, por uno u otro sistema, los diarios ingleses que, como su Gobierno, están algunas veces con Washington y otras con Moscú. Los órganos independientes que en pequeño número funcionan en algunos países deben vivir muy aleatoriamente, desde que las grandes cadenas les hacen una guerra ruinosa de avisadores, hasta conseguir su ruina económica. El sistema es fácil, mediante los grandes órganos que realizan el boicot a las empresas comerciales y particulares, que avisan en los diarios de la Lista Negra. Así se va consiguiendo una unanimidad para que todos los órganos de opinión respondan a la voz del amo. A esto se le llama ahora libertad de prensa. Si algún mandatario, en uso de su derecho que no se le niega a estos empresarios de la falsedad, se decide a tener sus propios órganos de opinión o tomar medidas en defensa de los intereses nacionales limitando la licencia y la procacidad de los órganos encadenados, mediante una censura apropiada, entonces todas las Agencias de Noticias también encadenadas, comienzan a cursar despachos con noticias en los que se tendrá buen cuidado de decir que se trata de un dictador y que el régimen es totalitario o antidemocratico. Yo nunca he dado crédito y menos me he tragado las fritadas preparadas en los despachos de los servicios de inteligencia y propaganda de los distintos organismos que dirigen estas actividades y jamás, cuando ejercí el Gobierno, me dejé impresionar por estas supercherías. Por eso he tenido el honor de contarme entre los totalitarios. La influencia que a principios del siglo adquirió la publicidad ha sido decisiva para su utilización en la política internacional. El prestigio de los antiguos diarios veraces y difusores del bien, aprovechado por aventureros y traficantes, sufrió la suerte consiguiente. La opinión no pudo haber escapado a la terrible deformación de todos los valores que ha caracterizado a nuestro tiempo. Hoy, no es secreto para nadie, que muchos consorcios y cadenas de diarios no son sino empresas comerciales, que venden papel impreso como se venden cosméticos o artículos de ferretería. Antes los diarios pobres pero honrados, se elevaron moralmente con su información leal y su prédica honorable. Cuando apareció la publicidad fueron poco a poco envileciendo su primitiva posición para servir los móviles de sus avisadores y su propaganda. Convertidos así en un vulgar comercio, los diarios degeneraron paulatinamente hacia verdaderos monopolios. Hoy no hay quien no utilice la publicidad para fines propagandísticos, con resultados variables. Pero los imperialismos sustentan algo más serio que la simple publicidad. A ellos no les es suficiente publicar un aviso para vender su artículo, sino que deben imponerlo a toda costa, y para eso, no es suficiente avisar. Por eso los Estados Unidos han creado todo un servicio publicitario, disfrazado con diversos nombres y siglas. Este servicio comprende toda una organización que involucra al que hace o inventa la noticia, la estudia, la explota, la depura, la distribuye y la reproduce. Es claro que todo este organismo, que comprende las llamadas fuentes de información y empresas internacionales de noticias no obra sin un designio preconcebido que se imparte como objetivo desde un lugar central que dirige y comanda al grupo. Si desde un diario se puede hacer un chantaje a una persona, desde esta organización se lo puede hacer a toda una nación. Por este medio se puede llevar al descrédito a un Gobierno y a un pueblo entero a la guerra. Algunas de estas empresas internacionales pertenecen o trabajan para los servicios de espionaje de los países que, mediante el zarandeo arbitrario de la libertad de información y acceso a las fuentes de información, abren el camino a la actuación de numerosos agentes y espías, asegurándoles un cierto grado de impunidad. La libertad de prensa, motivo de intensa campaña, no presupone defensa de principio sino una verdadera agitación internacional dirigida a imponer una forma de influir en la opinión por los medios publicitarios al servicio de las empresas y países que la costean. Cuando se habla de opiniones independientes de los grandes diarios con insistencia sospechosa en numerosos órganos de distintos países, puede individualizarse perfectamente la organización del monopolio que abarca el trust de publicidad dirigido por las grandes centrales de los países. Los congresos internacionales de editores, no son otra cosa que reuniones sui generis de directorio o de empleados que van a esas centrales a recibir instrucciones. El Pueblo les ha llamado con propiedad la voz del amo o los diarios encadenados. No es tampoco un secreto para nadie que, en diversos países, se editan diarios independientes dirigidos y administrados en el exterior que, cuando tienen un contratiempo en un país, las protestas se producen a 4.000 kilómetros de distancia. Todo esto no es nuevo ni debe movernos a perplejidad, porque es un episodio más de la lucha política internacional, accionando subterráneamente pero movida por manos irresponsables. En su mayoría, estos diarios que invocan aquí y allá a la opinión pública, no la representa en manera alguna. Pretenden encaminar a esa opinión hacia los intereses u objetivos que defienden, no siempre confesables, lo que les obliga a ocultarse tras el engaño que invocan. Las campañas sincronizadas a base de noticias fabricadas, calumnias inauditas y falseadas de a puño, no son en manera alguna peligrosas para nadie pues los pueblos han llegado a descubrir la verdad a través de la mentira. Pero esos diarios tendrán su castigo, pues si alguna vez dicen la verdad, nadie se la va a creer. Todo este armatoste civil se utiliza también desde los organismos de defensa. Los órganos que dirigen la guerra, como los comandos que la conducen, poseen oficinas especiales dedicadas al aprovechamiento de todo material informativo. A esos organismos llegan las informaciones más diversas, por los medios más heterogéneos y de las más variadas fuentes. Su misión consiste en recibirlas, depurarlas, confirmarlas y aprovecharlas. El aprovechamiento es función del Servicio de Inteligencia. Toda noticia debe ser explotada en la propaganda, contrapropaganda, provocación, espionaje, etc. En esas tareas de guerra, la verdad es suplantada por la necesidad de servir directa o indirectamente al objetivo que se persigue. Las noticias, informaciones o comunicados que emergen de la dirección de la guerra o de los comandos de la conducción, contienen sólo la verdad que conviene, a la que se agrega lo que interesa a los fines de la mejor conducción. Para que estas tareas puedan ejecutarse congruentemente, es menester una absoluta centralización de estos servicios. Las grandes centrales de información son las únicas técnicamente habilitadas para la explotación integral de la noticia. En la larga etapa guerrera que va desde 1914 hasta nuestros días, la técnica militar de la información pasó de los organismos castrenses a las organizaciones civiles. Es así que, las antiguas agencias de noticias pasaron a ser verdaderas centrales de información, convirtiéndolas en organismos estatales o subvencionados, generalmente integrantes de los servicios de inteligencia. Por eso también disfrazados de periodistas actúan en el mundo un sinnúmero de agentes de espionaje y provocación de esos servicios. La lucha por el libre acceso a las fuentes de información no es sino el intento de facilitar el espionaje con un cierto grado de impunidad, en cumplimiento de misiones establecidas en los respectivos planes de búsqueda. La asimilación de los métodos militares a las actividades de la información civil, por influencia del permanente estado de guerra ha sido tal que, en la actualidad, no existe agencia informativa que actúe fuera de la influencia y de la técnica antes mencionadas. Por eso los órganos publicitarios de todos los países servidos por esas agencias, consciente o inconscientemente, no son otra cosa que agentes del servicio de inteligencia de los diversos centros activos de la dirección de la guerra. Cada país, interesado en el mejor cumplimiento de sus tareas, ha llegado a poseer sus propios servicios internacionales de información y difusión. Mediante ellos libra en lo político, en lo económico y en lo militar la lucha en el campo publicitario. Los países que no poseen tales servicios están indefensos e inermes en esa lucha. Por eso cuando hablamos de organismos que en el orden mundial distorsionan y falsifican la información para engañar a los pueblos, controlando y dirigiendo las noticias desde conocidos centros internacionales, utilizando centrales periodísticas que cocinan información en función de intereses, no decimos nada nuevo ni desconocido. Mencionamos sólo una técnica y señalamos un procedimiento cuyas consecuencias sufrimos en nuestros países y en el resto del mundo servido por esas agencias

fabricio dijo...

"La prensa independiente no existe, y la independencia
es una máscara para hacer pasar la mercadería de
contrabando como agua corriente incolora, inodora,
insípida, para que el estómago del lector no se
prevenga defensivamente". Arturo Jauretche

Johnny Walker Cooke dijo...

en un libro de Daniel James sobre sindicalismo se cita una pregunta de un cronista a un peronista "Y uds que opina de la libertad de opinion". a lo cual responde "no se, eso es cosa de ustedes, nosotros nunca la tuvimos"

Quejarse es cosa de señoras gordas con cacerolas essen compañeros. Tirar en un blog un post no es precisamente influir en las politicas de gobierno. Por lo que leo en general muchos de aca somos militantes. En la militancia yo me canse de explicar que el kirchnerismo es un espacio en disputa, que no esta definido, que en politica la linea no es un dato inobjetable sino un proceso sobre el que podemos influir. Bueno, me parece que ya estamos bien con el apoyo, ahora que apoyar a tipos como schiaretti o no cambiar al ley de radiodifusion nos trae estos quilombos, es hora de que empecemos a influir, a ejercer nuestra fuerza en ese espacio en disputa. Poruqe tienen razon, en la historia argentina las cosas no pasan 2 veces, sino 3, 4 ,5. No quiero comerme otra chavela, otro rodrigazo. cada uno de su lugar, empecemos a poner la misma fuerza en la critica que en el apoyo, porque sino nos hunden el barco por no andar tapando los agujeros.

Anónimo dijo...

No sé, pero espero que pongan huevos como en el 54 y empiecen a quemar iglesias.

uturunco dijo...

cumpas, para cuando una notita sobre "papel prensa" esa empresa estatal que fue regalada por Videla a CLarín y La nación (con minúscula) para que "administraran" la libertad de prensa. un abrazo peronista.
p
V

Roberto Innoble dijo...

Esteeee...¿sabés quien fue el que benefició a "el gran diario argentino" en sus inicios?

Una pista, se llamaba Juan Domingo...