Related Posts with Thumbnails

31/7/09

Abogado, intelectual y peronista

4 comentarios /
Un día como hoy, cada año, se cumple un aniversario del asesinato del abogado que con su ejemplo de compromiso convenció a muchos jóvenes de estudiar una carrera más conocida por ser criadero de cuervos que cuna de justicia. El pelado Ortega Peña nos sigue enseñando que la educación universitaria y la formación intelectual, asumida con seriedad y compromiso, genera una obligación con los trabajadores y los desheredados.

Por eso, algún otro día como hoy, escribimos:

Un día como hoy pero de 1974 uno de los tantos Diputados de la Nación viajaba en un taxi, luego de almorzar con su mujer. Lo venían siguiendo tres tipos en un Fairlane verde. Cuando se baja, en la calle Carlos Pellegrini y Arenales, los tipos lo acribillan a balazos. Los asesinos eran de la triple A. El Diputado era Rodolfo Ortega Peña, un abogado que hacía Justicia con su profesión y con su compromiso. Un día peronista para recordar a Rodolfo y a todos los bogas que con las Leyes y el Derecho hacen Justicia.

24/7/09

Elogio de la institucionalidad

9 comentarios /
Un día como hoy pero dentro de dos días sale a la calle la decimoquinta edición del Suplemento Joven del diario Miradas al Sur, Ni a Palos, y trae adentro: una entrevista realizada por Julia Mengolini al productor kirchnerista de Mirtha Legrand, el Sr. Rottemberg; una nota de investigación de Martín Rodríguez y Federico Scigliano que cuando la empezaron a escribir era sobre fábricas recuperadas y cuando la terminaron era sobre peronismo; Curriculum Mortae, por Natanael Amenábar, que en esta ocasión se encarga de ajusticiar al trucho de Nik; el AnarkoPeronista y sus reflexiones cada vez más solidas; Ivan Heyn y su "economía avanzada para nabos que no cazan una"; Romina Calderaro y su "neurótica", y mucho más. Los Autores, por lo pronto, promediarán para abajo el excelente trabajo de los colaboradores antes mencionados con la siguiente editorial:
Elogio de la institucionalidad
Nosotros, quienes adscribimos a lo que tradicionalmente se define como “campo nacional y popular”, solemos referirnos a la problemática de la “institucionalidad” con cierta sorna, con algún nivel de desprecio. En algún lugar del camino perdimos la batalla cultural contra nosotros mismos. Es decir, nos gustó un pedazo equivocado de la falacia dicotómica civilización-barbarie. El concepto de “República” (hoy tan de moda), de algún modo fue quedando como valor de los liberales, aún cuando su liberalismo ha sido impuesto a través de tiranías, sangre y muerte. Por el contrario, el “campo nacional y popular” (que puso la sangre, los muertos, y los gobiernos depuestos por tiranos) ha quedado del lado de lo irregular, lo ilegítimo, lo autoritario.
Sin perjuicio de lo mucho que ha contribuido a esta percepción errónea la historiografía oficial, la gran prensa y, en definitiva, la derrota en la “batalla cultural”, también hemos ayudado mucho nosotros. Cuando del otro lado se enarbolan las banderas del republicanismo, la institucionalidad y otras yerbas parecidas, nosotros nos mofamos. Digamosló, somos amigos del a la carga barracas.
Pero lo cierto es que la corriente política nacional y popular ha intentado en varias oportunidades reorganizar la sociedad argentina por la vía institucional. La historia constitucional argentina tiene muchos protagonistas de este lado, siendo el más olvidado de ellos Arturo Sampay. En el campo de la construcción del Estado Nacional, tarea atribuìda históricamente a Julio A. Roca, el campo nacional y popular tuvo un protagonismo mucho mayor. Aún en los ‘70, época signada por la falta de institucionalidad, el derecho argentino se desarrolló ampliamente gracias a las luces de una generación de juristas que la Academia Nacional no volvió a dar, en especial en el terreno del Derecho Administrativo, herramienta jurídica fundamental para la construcción de “institucionalidad”.
Ni que hablar de que siempre nos han gustado más los votos que la fuerza, y que aún cuando el campo nacional y popular -por haber sido empujado al abismo vía represión, persecución y proscripción- logró un grado de organización inédito en la historia argentina que le hubiese permitido tomar el poder de un zarpazo, igual tuvo la “deferencia institucional” de hacer dos elecciones para que su líder pudiese llegar al sillón de Rivadavia después de dieciocho años de destierro.
Mientras hoy muchos berretas exaltan de manera ridícula los valores del diálogo, el consenso, la legitimidad, el parlamentarismo y todo lo que en el fondo nosotros sabemos que es puro verso, nos olvidamos la mitad de la respuesta: es verso, pero no porque sea verso, sino porque es el emisor el que se caga en esos valores y los exalta sólo cuando no le dan los números. Y si los números les dan mal durante mucho, pero mucho tiempo, dejan ese discurso y pasan al golpe de estado. Es así, lo sabemos todos.
Ahora, cuando los números les dan bien, como a Mauricio Macri en la ciudad, agarrate. Ahí tenés irrespeto a las instituciones full-full. Si Macri fuese kirchnerista en vez de macrista, la gorda Carrió, Poder Ciudadano y el botón de Monner Sans se hubiesen hecho las panzadas de su vida.
Repasemos algunos de los muchos ejemplos:
Escribanía: En los pasillos de la legislatura porteña se cuenta que, más de una vez, Macri tuvo el “gesto” de mandar una ley al recinto y después vetar solamente lo que se modificó como resultado del debate. Otra que les ha hecho a sus propios diputados es vetarles leyes que canjearon en negociaciones. Semana tras semana muchos se sorprenden por su abuso del veto.
Licitaciones: el macrismo hace gala de un desprecio absoluto por la licitación pública. Es inédita la cantidad de contrataciones directas o simples contrataciones por montos inmensos. Ni entremos a hablar de los contratos a empresas propias, o a amigos cercanos.
UCEP: armó un organismo que ¡se encarga de pegarle a la gente pobre para que se vaya de la ciudad. Cabe agregar una reflexión fuera de lugar: la gran prensa no habla nada de la UCEP, que es prácticamente un organismo represivo paraestatal, pero es generosa en atribuir esa característica definitoria a agrupaciones políticas juveniles por pegar carteles.
Rezonificaciones: escandalosos negocios inmobiliarios que se realizan por medio de leyes de rezonificación en barrios de la Ciudad.
Diálogo: el nombramiento de Fino Palacios, un policía cuyo único currículum es el de ser un reconocido represor. El argumento para nombrarlo hasta ahora ha sido que Macri “le tiene confianza”.
Respeto a la justicia: en función del nombramiento aludido, Macri dijo que el Fino “para mí, está mal procesado”. Nótese como el “para mí” reemplaza lo actuado por un Juez de la Nación.
Consenso: en ocasión de su última reunión con la Presidenta, Macri pidió el traspaso de la policía a la Ciudad. Cristina Fernández le dijo que es un tema para el Congreso. No es para menos: cien años de guerra civil entre Federales y Unitarios amerita siquiera que la autonomía de la Capital Federal se debata en ese ámbito. Él consideró que “para nosotros el Congreso no tiene que opinar”.
Boletín oficial: parece poca cosa, pero Macri decretó que no se debe imprimir. Altas fuentes de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad confirmaron a Ni a Palos que es muy difícil conseguir una copia, aunque sea digital, del mencionado boletín. Se enteran de las barbaridades que Macri decreta pero que “no tuvo tiempo de leer” cuando ya se ejecutan los decretos, porque no pudieron leerlos en el Boletín Oficial. Es así que si los ciudadanos no saben qué leyes hay, los Defensores tampoco y ni siquiera Macri, porque, je, “se le pasó el inciso tal”, que justo, justito es el que obliga a empresarios a proveerle los datos privados de sus empleados al Fino Palacios, con quien tiene confianza.
En fin, amigos populacheros, hagamos valer nuestras chapas de institucionales, que nos sobran y mucho. Y a ellos les faltan y mucho, también.

23/7/09

Diálogo universal

8 comentarios /
Un día como hoy pero ayer Sirinivasa se despacha de la suiguiente manera:



Abstracta: nada de poner la propuesta en el contexto de la coyuntura económica que atravesamos; nada de indagar sobre sus fuentes de financiamiento; nada de evaluar -seriamente- su impacto sobre las finanzas públicas, su sostenibilidad y actualización; nada de situarla en el marco del conjunto de las políticas macro, ni de analizar su coherencia con las mismas y con el conjunto de políticas sociales nacionales y provinciales; nada de diseñar el modo de implementación, organismo de administración y contralor. Nada de nada. ‘Ingreso Universal’ para todo tiempo y lugar, listo para usar, decretazo y listo el pollo, salida de la pobreza y felicidad garantizada para todos los niños.


Regresiva: por principio de Universalidad la percibirían todos, los nietecitos bruñidos de Paolo Rocca, y los nietecitos mocosos de la Pocha del comedor de Altos de San Lorenzo. Poco que agregar, sólo que -ya veremos- serán efectivamente quienes menos lo necesiten los primeros en acceder al beneficio.


Carísima: el econometrista de prestigio internacional Adrián Pérez, por ejemplo, nos informa que el costo anual del chiste andaría en los 25 mil millones de mangos (suponemos sin estimar los costos de implementación, ítem que la ingrata realidad se empeña siempre en poner en la columna del debe). En nuestro barrio nos dirían: “¿y qué culo va a sangrar?”: cric, cric…


Inoperante: la propuesta, una vez descendida desde estratósfera hasta el nivel del mar, supone tantas dificultades de aplicación como las que tienen las tan denostadas políticas focalizadas. ¿Cómo es esto?


Cualquiera que alguna vez en su vida haya salido al exterior de un estudio de televisión (o de un despacho porteño, o de un aula, o meramente de un frasco), cualquiera que alguna vez le haya pasado cuantimás de costado la implementación de alguna política social, sabrá, sin dudas, que no basta el decretazo o la resolución para que, mágicamente, el ‘Ingreso Universal’ llueva cual maná sobre los hogares pobres con niños ídem.


¿Cuáles son los trámites administrativos para acceder al beneficio? ¿Quién le saca las fotocopias autnticada al DNI y a la partida de nacimiento? ¿Quién va a pedir la constancia de domicilio? ¿Quién avisa que el cheque está para cobrar o que el dinero ha sido depositado en la Caja de Ahorro? ¿Quién le informa a la pauperizada madre de Formosa o Villa Itatí lo que debe hacer para ‘incluirse’? ¿Con qué guita se hace todo eso?


Nada de nada, los progrefacilonguistas creen que ello ocurrirá sólo por obra de la naturaleza benéfica de su propuesta. La realidad, y la experiencia, indican que la real ‘inclusión’ de quienes más lo necesitan, en estas o cualesquiera políticas sociales -universales o focalizadas- es un camino arduo, laborioso, complejo, y que finalmente remite a las redes sociales realmente existentes en los territorios de la pobreza: punteros, organizaciones sociales, oenegés, parroquias, y un largo etétera.


De donde lo ‘Universal’, o queda en simple y facilonguista retórica, o alude tan sólo a que no hay una restricción o cupo para acceder al beneficio, y por lo tanto lo de ‘Universal’ es una pomposidad perfectamente omitible. En definitiva, la ‘Universalidad’ deberá, a fortiori, ir acompañada de una vigorosa focalización territorial para que los más necesitados queden incluída en ella, casi casi, lo mismo que tantas otras políticas sociales focalizadas… de lo contrario, los primeros que accedan al beneficio serán... sí, los que menos lo necesitan.


Conservadora: y, como dijimos, puesta en contexto, profundamente reaccionaria. Las políticas públicas, a diferencia de las frases, tienen escenarios de aplicación condicionados por factores institucionales, económicos, culturales, comunicacionales, y -condensadamente- políticos. Lo que queda lindo en el Excel y en la frase, luego es despedazado por los circuitos administrativos, el conjunto de políticas económicas que acompañan la medida, su impacto en los precios al consumidor, y un importante etcétera de contingencias que el progrefacilonguismo elude abordar.


Para precisar, quienes más han afinado el lápiz con la propuesta de ‘Ingreso Universal’, al menos en la escena político-mediática, han sido los representantes de la Coalición Cívica. En resumidas cuentas se trata de una propuesta articulada con un simpático combo compuesto de: eliminación de las retenciones, compensaciones, subsidios, acuerdos de precios y restricciones a la exportación (“dejar en paz” al campo & asociados), ir a poner el tujes al FMI para cubrir el abismo fiscal resultante, y como parche social a la disparada inflacionaria resultante (esto, claro, se excusan de aclararlo) nada menos que el ‘Ingreso Universal’.


Clausura del modelo económico vigente mediando un megaajuste estructural, y chauchas para que el pobrerío no muera de hambre. Bonita política ‘Universal’. Los muchachos de los organismos multilaterales aplaudirían a rabiar. Y, debe decirse, el necesario complemento del bienamado ‘Ingreso Universal’ va a ser mucha Gendarmería.


Para cerrar el excurso ‘universalista’, lo que queda afuera de las florcitas ‘Universales’ son unos nimios detalles, a saber: ¿en qué marco de modelo productivo se piensa el ‘Ingreso Universal’? ¿En qué marco de política laboral y de ingresos? ¿En qué marco de políticas macroeconómicas? ¿Pensamos alguna vez darle trabajo digno a los papis de los nenes pobres beneficiados por el 'Ingreso Universal', o con eso ya está y nos quedamos tranquilos?


Caigamos de la palmera de una vez: el ‘Ingreso Universal’ es perfectamente compatible con una sociedad pauperizada -o en vías de serlo cada vez más- que concentra riqueza y poder de mercado en un extremo y pone una valla de contención en el otro -‘universal’- para que no salte todo por los aires. El ‘Ingreso Universal’ es lo mismo que -y metaforizable como- un muro puesto alrededor de la General Paz y los Countries para que la negrada no entre (mos) a degüello.


Algo no ancuadra si la retintina ‘Universal’ la escuchamos de boca de Prat-Gay y Fernando Solanas, del Banco Mundial y de Vilma Ripoll. A algunos se les está escapando algo, y seguro que a otros no.

20/7/09

Eh, amigo!

6 comentarios /

Un día como hoy pero de 1923, mientras iba en coche por Ciudad de Parral, muere de 47 balazos Pancho Villa, uno de los primeros barones del conurbano mexicano. Tan peronista era Villa que se la bancó parado hasta el tiro número 46, momento en el que suponemos habrá dicho algo así como “ni modo, cabrones”. Este brutal asesinato que nos hace recordar al de Dorrego y seguramente inspiró a Cóppola para la mítica escena en la que Sonny queda como una galletita traviata en "El Padrino", fue narrado en forma detallada en el comienzo de "Cuatro Manos".
Hay muertes que bien valen la pena recordar en un día del amigo como este, muy cercano al histórico día en el que uno de los autores es liquidado en una partida de truco por un grupo de compañerazos mercedinos que todavía deben estar festejando semejante hazaña.

9/7/09

Pide pista

23 comentarios /
Un día como hoy pero ayer asume el Compañero y Amigo de este pasquín, Dr. Mariano Recalde, alias "el Pai", como Gerente General de Aerolíneas Argentinas. Uno de los pocos presidentes peronistas del Centro de Estudiantes de "el colegio" -ocupa ese lugar junto a Jorge Dorio y el Cuervo Larroque (en la foto, entre Mariano y Juan Cabandié)-, fundador de la Agrupación Independiente NBI, dirigente del "movimiento independiente" que en el 2001 terminó de echar a la Granja Dorada de los centros de la UBA, denunciante de los famosos "planes trabajar" cobrados por los militantes de la agrupación morada mencionada, no sólo abogado sino además Doctor en Derecho Laboral, rechazante de coimas multimillonarias, co-autor de varios libros y de varias leyes junto a su padre el compañero Héctor, padre, novio, eterno joven, peronista melancólico, soñador, fachero, militante, profesor universitario, entusiasta, abogado defensor de los trabajadores, conductor político y amigo.

La reacción de la prensa ha sido la siguiente: es un "hombre de Moyano" y es un "jóven sin experiencia en cargos de gestión". Inclusive Pino (ay Pino) tuvo esas mismas consideraciones al respecto de la designación, actitud que, amigo Artemio, ahora que Ud. moja en esas aguas y es escuchado, debería advertir y aconsejar, dificulta seriamente que los cauces naturales fluyan naturalmente, como Ud. quiere. Máxime cuando el mencionado no tiene "mucha más experiencia de gestión que", y que aplicándole el mismo criterio, estaría más para el INCAA que para la Jefatura o la Presidencia, cargos a los que aspira.

Por el contrario, en el ambiente militante, hubo cierta algarabía. Los que lo conocen, saben que no es "el hijo de" o "un hombre de", sino que es un militante con historia que se ha capacitado toda su vida para enfrentar momentos como el que ahora le tocan. Combo justo entre la alpargata y el libro, la calle y el aula, el barro y la "técnica". Como dijo una compañera ayer, el pibe siempre estuvo "en constante crecimiento", pero núnca abandonó sus raíces.

Por otra parte, la Presidenta puso sobre su lomo la carga de ser la cara del primer signo de trasvasamiento en la gestión. Carga que, junto a "la deuda con la patria", pesa y mucho.

Sepa el pueblo argentino, peronista y de bien que, Los Autores lo garantizan, acaban de conseguirse un funcionario integramente honesto, convencido a muerte del rol que debe tener el estado en la sociedad, laburante de sol a sol, absolutamente capaz y eficaz y, fundamentalmente, compañero.

Un día peronista para festejar.

3/7/09

Golpes

6 comentarios /
Un día como hoy pero el miércoles pasado se fue el gordo Cardoso. Días poco felices que ya pasarán.